Baja California | 01 de Agosto de 2018

Justificó que uno de los motivos por los cuales los homicidios no disminuyen en el estado -la mayoría ocurridos en Tijuana que hasta el 31 de julio sumaban mil 438-, es porque la respuesta del gobierno federal en ese tema "no ha sido la suficiente; han enviado fuerzas federales pero no han sido las suficientes". Foto Margarito Martínez

Por

Por 

Antonio Maya

Tijuana, 1 de julio.- La administración de Enrique Peña Nieto conoce la ubicación de las "cabezas" del narcotráfico que son responsables de la violencia en Baja California desde donde se les ha proporcionado información, y no ha dado respuesta, señaló el secretario general de Gobierno estatal, Francisco Rueda Gómez.

"Es información que obviamente sí la tienen, sí están identificados; es información que ya se ha compartido con la actual administración federal, lo que nosotros requerimos es una respuesta, que nos ayuden", dijo el funcionario al afirmar que "muchos de los objetivos criminales que son los generadores de violencia en nuestro estado no están aquí", por lo que "se requiere un mayor apoyo de las fuerzas federales".

Rueda Gómez justificó que uno de los motivos por los cuales los homicidios no disminuyen en el estado -la mayoría ocurridos en Tijuana que hasta el 31 de julio sumaban mil 438-, es porque la respuesta del gobierno federal en ese tema "no ha sido la suficiente; han enviado fuerzas federales pero no han sido las suficientes".

El funcionario estatal precisó que debido a la situación, el gobernador del estado Francisco Vega de Lamadrid solicitó a la federación apoyo "para que nos ayuden en combatir a la delincuencia organizada"; dijo que hay presencia de las fuerzas federales con las que se trabaja en armonía, pero además se requiere "que nos ayuden a integrar carpetas de averiguación, órdenes de aprehensión"

Dijo que Vega de Lamadrid tuvo un primer acercamiento con el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a quien le planteó la necesidad de recibir apoyo en materia de seguridad. También se comunicó en dos ocasiones con la ex ministra de la Suprema Corte de Justicia, Olga Sánchez Cordero, propuesta como próxima secretaria de Gobernación, y con el que será encargado de seguridad nacional, Alfonso Durazo, para invitarlos a platicar y hacer compromisos en materia de seguridad.