méxico | 01 de Julio de 2019

Ceremonia de toma de protesta de efectivos de la Guardia Nacional, quienes tienen como encomienda presidencial "enfrentar la inseguridad, respetando los derechos humanos con el uso moderado de la fuerza". Foto Cristina Roríguez / La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia y Néstor Jiménez / La Jornada
Ciudad de México, 1 de julio. Con la formalidad de una ceremonia castrense en la cual los mandos militares enfatizaron que sus compañeros de armas integrarán la Guardia Nacional (GN), el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que, en contraste con los adelantos en otros ámbitos, en materia de seguridad no podemos decir que se ha avanzado, ahí desgraciadamente prevalecen las mismas condiciones que heredamos de los gobiernos anteriores en cuanto a inseguridad y violencia.
 
En el Campo Marte, acompañado por los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de Marina, Rafael Ojeda, y de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, en el arranque de la operación de la GN, el Presidente prometió resultados pronto: Se entregarán buenas cuentas al pueblo, con la entrada en funciones, en principio, de 70 mil efectivos hasta llegar a 150 mil, que se desplegarán en 266 zonas del territorio nacional. Discurso dirigido a integrantes de la nueva corporación a quienes pidió honestidad en su desempeño y no permitir que haya inseguridad, el problema más grave que enfrenta el país.
 
Con la presencia de su gabinete, la mayor parte de los gobernadores y representantes de los otros poderes, ofreció buenos salarios y prestaciones, pero recordó: no olviden que del trabajo de ustedes va a depender mucho el que llevemos a cabo la Cuarta Transformación del país. Para entonces, en consonancia con su carácter de comandante supremo de las fuerzas armadas y con el protocolo propio de las ceremonias militares, había tomado protesta y pasado revista a los integrantes de la GN.
 
Ante casi 10 mil integrantes de esa agrupación, el Presidente expresó plena confianza en la conducción de Luis Rodríguez Bucio y reconoció a los titulares de la Defensa y Marina por concientizarse en su visión para enfrentar la inseguridad, respetando los derechos humanos con el uso moderado de la fuerza, "no se trata de avasallar, de masacrar, de reprimir a nuestro pueblo".
 
Minutos antes, el secretario de la Defensa definió el carácter de los integrantes de la GN: es personal profesional formado en los sistemas educativos naval y militar y también personal muy valioso de la Policía Federal que decidió adaptarse a las nuevas condiciones y aportar conocimientos técnicos y especializados en el ámbito policial. Compañeros de armas ahora integrantes de la Guardia Nacional.
 
Su intervención no dejó de lado la combinación de tareas entre las que la GN es sólo parte de una estrategia mayor en la cual el desafío parte desde generar bienestar social hasta desterrar la corrupción, pasando por producir empleos, mejorar la educación, la salud y los servicios, ampliar la seguridad social, restaurar el tejido colectivo, agregó el general, quien pidió a los agentes el uso razonado de la fuerza.
 
Una visión similar a la que diera, en su carácter de mando civil de la GN, el general en retiro Luis Rodríguez Bucio dijo: Estamos conscientes que alcanzar la paz que anhela la sociedad no sólo depende de acciones para la seguridad pública, sino también de acciones para mejorar el bienestar social y la recuperación del tejido comunitario.
 
En su intervención, López Obrador asumió la gravedad del problema no sin antes criticar a sus predecesores, bajo cuyos gobiernos, a la par que se imponía una política económica antipopular, se abandonó al pueblo, lo que desató la inseguridad y la violencia. En vez de atender esas causas que originaron la violencia se optó únicamente por el uso de la fuerza, además fingiendo, simulando, porque ni siquiera en ese sentido hubo responsabilidad y profesionalismo.
 
Se creó la Policía Federal hace 20 años, que se fue degradando, que fue echándose a perder; de 40 mil elementos se puede contar realmente con 10 mil, mientras dos instituciones del Estado mexicano, la Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina, las mejores calificadas por el pueblo de México, permanecían al margen o eran usadas sólo para llevar a cabo operativos en contra del narcotráfico, porque eran otras las prioridades.
 
Durazo fue el más crítico con el pasado: “Nos dejaron un país en medio de un ‘sálvese quien pueda’, la inseguridad se dejó avanzar a niveles de emergencia nacional; heredamos instituciones corrompidas e impregnadas de vicios; la corrupción, esa gran plaga, se volvió un lugar terrible para la inseguridad”.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?