Baja California | 01 de Abril de 2015

Esta tarde la caravana regresa a San Quintín. El paro continúa y se tomarán acciones desde donde laboran los jornaleros Foto Eneida Sánchez Zambrano

Por

Por 

Eneida Sánchez Zambrano

Mexicali, 1 de abril.- El movimiento de jornaleros agrícolas ha enfrentado intentos de desestabilización por opiniones de políticos como el del senador y exgbernador de Baja California, Ernesto Ruffo Appel, acusó el vocero de la Alianza Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, Fidel Sánchez Gabriel.

En conferencia de prensa los voceros del movimiento que inició el 17 de marzo para reclamar respeto a sus derechos laborales y humanos, rechazaron que detrás de la lucha de los derechos de los trabajadores agrícolas exista el respaldo de políticos o guerrilla.

La lucha es de hombres y mujeres que trabajan el campo con sus manos, enfatizó Sánchez Gabriel.

"A Ruffo Appel se le ha olvidado que cuando fue candidato a gobernador irrumpió en una reunión de jornaleros para pedir el voto", recordó. 

El senador declaró recientemente que detrás del movimiento de los jornaleros se encuentran el político Gerardo Fernández Noroña y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y cuestionó que haya surgido en tiempos electorales. 

En respuesta, el vocero de la Alianza Fermín Salazar destacó que las demandas y exigencias de los jornaleros de un salario digno siguen en pie. "No vamos a permitir que los partidos políticos se apoderen del movimiento social", enfatizó.

Los trabajadores continúan en la mesa de diálogo y están dispuestos a volver a sentarse siempre y cuando participe directamente la Secretaría de Gobernación, dijo en referencia a las negociaciones que establecieron para buscar soluciones a las demandas de los jornaleros.

Rechazaron el anuncio del Consejo Agrícola sobre el depósito de 15 por ciento de aumento salarial ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, y denunciaron que los sindicatos de la CROC, CROM y CTM afilian sin autorización de los trabajadores.

El 15 por ciento fue una propuesta de empresarios agrícolas representantes de gobierno que los jornaleros rechazan y en cambio exigen un sueldo base de 200 pesos 

Desde el sábado una comitiva de 500 jornaleros emprendieron una caravana por los cinco municipios para informar sobre las sus demandas. Al concluir instalaron un plantón en Mexicali desde el pasado lunes y anunciaron que se levantará está tarde con la advertencia que la lucha continúa.

"Aquí se ha demostrado que pueblo con pueblo caminamos juntos", destacó Sánchez Gabriel quien agradeció a la solidaridad de la comunidad de Mexicali y Caléxico.