Baja California | 01 de Abril de 2015

Foto tomada del Facebook de Tacos Kokopelli

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 1 de abril.- A partir de este miércoles y en solidaridad con los jornaleros agrícolas de San Quintín que exigen aumento salarial y mejores condiciones laborales, el restaurante Tacos Kokopelli eliminó de su menú dos de sus guisados elaborados con productos que se cultivan en el Valle de San Quintín.

Pablo Campos, uno de los propietarios del negocio, explicó a La Jornada Baja California que después de conocer las condiciones en que trabajan los jornaleros al sur de Ensenada, decidieron modificar el menú, integrado por 12 guisados para taco y otros tres en tostadas.

Quitaron la tostada "Black Harder" y el taco "Marlin-Pibil", preparados a base de jitomate que se produce en el sur de Ensenada.

"La idea es abrirle los ojos a los clientes; que cuando vengan y miren que ya no están los productos, se pregunten qué está pasando y descubran que esto (el maltrato de campesinos) está pasando a unas tres o cuatro horas de su casa", advirtió.

El restaurante tiene tres sucursales en Tijuana y una en Chicago, Estados Unidos, donde también saldrán de su menú ambos platillos. 

El "Black Harder" fue creado por el chef Guillermo "Oso" Campos, para el director estatal de Pemex, durante una visita al local.

"Elegimos ese platillo porque tiene historia, no es casualidad. Necesitamos ser congruentes de nuestro actuar y nuestros ideales. En este caso la tostada tiene tres años desde que la sacamos al menú; ha sido de las más famosas pero lamentablemente no podemos apoyar estas políticas de maltrato hacia los trabajadores", señaló.

El anuncio fue publicado en la página oficial de facebook del restaurante. "A partir de hoy manifestaremos nuestra solidaridad con los obreros del campo y con esta parte humana cercana al corazón que susurra… (sic) !soy parte de la solucion!", se lee en la publicación.

También señala que "no podemos ser 100% congruentes con la compra de nuestros insumos, tampoco indiferentes y hacer como que no nos afectan las condiciones en las que se pizcan nuestras recetas, en especial en el Valle de San Quintín. El valor de nuestros actos y la intención de la mano que prepara nuestros alimentos es tan crucial en el sabor como el del jornalero que selecciona las hortalizas que habremos de comer".

Al final de la publicación, utilizaron el hashtag #bloodberries como un juego de palabras ya que las bayas son de los principales productos que se cultivan en el Valle de San Quintín, además de hacer la alusión a que se están produciendo "con sangre" debido a las condiciones laborales en que se desempeñan los jornaleros.

El 17 de marzo pasado, jornaleros del Valle de San Quintín iniciaron un paro de labores y bloquearon la carretera Transpeninsular para protestar por las condiciones laborales y exigir un aumento salarial, pero al no llegar a un acuerdo con las empresas agrícolas hicieron una caravana desde el sur de Ensenada hasta la capital del estado, en Mexicali, donde mantienen un plantón para pedir una solución.