Baja California | 01 de Abril de 2015

La comisión informó que dio inicio a los correspondientes expedientes de queja para indagar sobre las condiciones en que viven y laboran miles de trabajadores agrícolas
La comisión informó que dio inicio a los correspondientes expedientes de queja para indagar sobre las condiciones en que viven y laboran miles de trabajadores agrícolas Foto Roberto Armocida

Por

Por 

Redacción

Ciudad de México, 1 de abril.- Tras las denuncias por condiciones laborales deplorables por parte de jornaleros agrícolas, particularmente de San Quintín, Baja California, y Comondú, Baja California Sur, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) realizó un exhorto a las autoridades federales y estatales para prevenir y combatir dichas prácticas.

La CNDH realizó un exhorto a las autoridades para que, en los ámbitos de sus respectivas competencias, emprendan acciones tendentes a prevenir y combatir la explotación laboral y las condiciones de trabajo incompatibles con los derechos humanos de las y los jornaleros agrícolas en distintas partes del país.

En un comunicado, la comisión informó que dio inicio a los correspondientes expedientes de queja para indagar sobre las condiciones en que viven y laboran miles de personas que se desplazan desde sus lugares de origen hacia otras regiones del país, con el fin de obtener recursos para su sustento y el de sus familias.

El organismo, a cargo de Luis Raúl González Pérez, aseguró que obtuvo testimonios de varios jornaleros sobre su llegada cada año para la cosecha de diferentes productos y la situación general en la que realizan sus labores. Asimismo, dialogó con autoridades federales y locales, y con representantes de las Comisiones Estatales de Derechos Humanos, para obtener información sobre los hechos.

La CNDH aseguró que a partir de las visitas hechas por parte de su personal, así como diversas notas periodísticas y reportajes en medios de comunicación, están siendo investigadas las circunstancias deplorables en que subsisten y laboran las y los jornaleros, además de indagar la actuación de los servidores públicos de las dependencias responsables, cuyos actos y omisiones pudieran constituir violaciones a los derechos humanos de los jornaleros.

El pasado 17 de marzo cientos de jornaleros agrícolas bloquearon cinco puntos de la carretera Transpeninsular, en protesta por las condiciones laborales en que se encontraban indígenas, quienes fueron llevados con engaños a campos agrícolas del municipio de Comondú, en Baja California Sur, y por las condiciones de "esclavitud" que les proporcionaban los mayordomos de 12 agroindustrias de la región de San Quintín.