Baja California | 01 de Febrero de 2018

La mayoría de las 187 empresas maquiladoras de Mexicali y otras industrias acordaron no pagar energía eléctrica hasta que la CFE resuelva las quejas por cobros excesivos. Foto Jorge Heras / Lindero Norte

Por

Por 

Antonio Heras, La Jornada

Mexicali, 1º de febrero.- Las empresas industriales de Mexicali recibieron facturas del servicio de energía eléctrica con incrementos de 300 por ciento, por los consumos correspondientes al bimestre diciembre de 2017-enero de 2018.

La Asociación de Maquiladoras de Mexicali (Index) y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) determinaron no pagar hasta que lleguen a un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acerca de los recibos locos, como se les llama en Baja California desde la década de 1990, cuando se entregaron en domicilios del estado facturas por consumo que triplicaban el monto de las anteriores.

Ochenta por ciento de las maquiladoras en Mexicali rehusaron pagar los recibos de electricidad. El dirigente local de Index, Salvador Maese, dio a conocer que se reunió con representantes de la Secretaría de Energía y de la Comisión Reguladora de Energía para advertirles que los industriales de Baja California no pagarán. Asimismo, dijo esperar que la empresa no les corte el suministro porque sería catastrófico para las empresas.

 la reunión acudieron el gobernador Francisco Vega y el secretario de Desarrollo Económico estatal, Carlo Bonfante. Autoridades federales se comprometieron a analizar el problema y se instaló una mesa de diálogo.

Maese advirtió que los empresarios de Baja California sólo aceptarán un incremento hasta de 5 por ciento, y consideró que con las leyes que regulan la generación y suministro de energía debe hacerse un traje a la medida a cada empresa.

Destacó que los industriales de la entidad consideran que las tarifas deben permitirles planear el uso de energía y ser competitivos, ya que presupuestan sus costos por año fiscal con base en la información del año anterior. Ahora las tarifas se actualizarán cada mes.

La Index Mexicali está integrada por 187 empresas del sector maquilador y de servicios; 119 de ellas generan en la capital de Baja California 70 mil empleos directos y 210 mil indirectos.

Las alzas, parte de la reforma energética

Juan Ricardo, La Jornada

Pachuca, 1 de febrero.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) aumentó en casi 300 por ciento la tarifa por consumo de energía al sistema de bombeo de agua potable del poblado indígena El Pinalito, municipio de Cardonal, Hidalgo, considerado de alta marginación por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del gobierno federal, informó Alejandro Cabañas Ávalos, delegado municipal de la localidad.

El funcionario mostró dos recibos de cobros mensuales de la CFE por consumo de la bomba instalada en el pozo de la comunidad: del 11 de agosto al 10 de septiembre del año pasado, por mil 684 pesos. El del 11 de septiembre al 10 de octubre fue de mil 570 pesos.

Cabañas Ávalos dijo que los cobros variaban muy poco, pero en el más reciente, que comprende del 11 de diciembre de 2017 al 10 de enero de 2018, el recibo llegó por 6 mil 22 pesos.

Recientemente el apoderado legal de la CFE en la región, Miguel Ángel Salas Ramírez, reconoció que desde finales de 2017 se han dado incrementos hasta de 300 por ciento en la tarifa 6 (T-06), correspondiente al suministro de energía para servicio público de bombeo de aguas potables o negras.

Dicho aumento –explicó a habitantes de la región que fueron a protestar a las oficinas de la CFE en el Valle del Mezquital– está estipulado en el nuevo tarifario elaborado por la Comisión Reguladora de Energía y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, como parte de la reforma energética impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Además del cobro habitual, se aplica uno adicional denominado cargo por capacidad, basado en los caballos de fuerza de los sistemas de bombeo, como se aplica en el ramo industrial.

En el Catálogo de localidades y microrregiones de la Sedesol, a El Pinalito se le clasifica como localidad de alta marginación. La mayoría de sus pobladores son campesinos o subempleados con ingresos bajos e irregulares.

El delegado explicó que El Pinalito se abastece de un manantial ubicado tres kilómetros cuesta abajo, y necesita bombear el líquido dos veces a la semana para cerca de 300 familias. En la comunidad hay 30 tomas de agua; cada una tiene dos horas de servicio a la semana. Si nos van a cobrar ahora 6 mil pesos, tendríamos que aportar 200 pesos por toma al mes.