30 de Noviembre de 2015

Rafael Olivera Ávila

Asignatura Primera.- El examen Planea tampoco es la Panacea.

 

Durante las últimas semanas hemos amanecido con la noticia de la aplicación de los exámenes a los profesores, con escenarios sumamente patéticos, que solo en nuestro país se ven, que en países gobernados por juntas militares jamás se miraron. Esto es, localidades y sedes, literalmente militarizadas con presencia de soldados, policías federales, gendarmería nacional, cuerpos policiacos estatales, municipales y hasta porros o halcones, por si se requieren. Es muy grave, que el titular de la SEP, Aurelio Nuño Mayer, en aras de conseguir la candidatura presidencial, esté echando mano de estas artimañas que únicamente están provocando la ira social de los agredidos.

La dizque evaluación per se, no sirve para nada, no es la panacea, no es el remedio para superar la catástrofe educativa en la que nos encontramos. Mucho menos cuando se trata de pruebas mal confeccionadas, con una sintaxis digna de la peor redacción, con faltas de ortografía, con reactivos excesivamente extensos, teniéndose que contestar ante un monitor, en un lapso de ocho horas, contrarreloj. De entrada podría catalogarse como “antipedagógico”, y tendríamos que recurrir a la opinión de los académicos expertos, a lo que dicen los que saben, para hacer entender a las eminencias de la SEP, que sus "pruebitas" estandarizadas ya demostraron en otras naciones que no sirven.

La queja generalizada de los profesores que sí asistieron a algunas de las sedes para su examinación, es que en el caso de educación primaria, en este municipio, contenían las pruebas varios reactivos referentes al medio rural, también reactivos conteniendo aspectos inherentes a educación especial, como si los maestros laboraran en otro medio que no es, o tuvieran la especialización académica en otras áreas de trabajo que evidentemente no les corresponde. Con esto constatamos que el afán es reprobar al magisterio y continuar con la campaña de satanización que mañosamente lo responsabiliza exclusivamente a él, manipulando perversamente la información.

Abro un paréntesis para mencionar que recientemente estuvo en la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, el consejero del INEE, doctor Eduardo Backhoff Escudero, para presentar los resultados del examen Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), aplicado en 6º de primaria y 3º de secundaria. La estadística de los resultados, a nivel nacional, y el comparativo entre las entidades federativas, en Lenguaje y Comunicación y Matemáticas, según las cifras de los cuatro niveles de desempeño, se estimaron con estos porcentajes: Nivel 1 (más bajo), 49.5%; Nivel 2, 33.2%; Nivel 3, 14.6% y Nivel 4, 2.6%; en Matemáticas, Nivel 1, 60.5%; Nivel 2, 18.9%; Nivel 3, 13.8% y Nivel 4, 6.8%; lo anterior en primaria.   

Destacando el caso Baja California contrastado con la media nacional, que en la primer asignatura sobresale a la media y en la segunda asignatura permanece por debajo; el dato que llamó sobremanera la atención, fue la correspondencia directamente proporcional que hay entre los medios socioeconómicos y culturales, con el nivel de desempeño de los educandos. Cuando desmenuzó los factores que inciden en el logro de los aprendizajes, mencionó las malas prácticas del profesorado, detallando éstas sin delimitar el universo estudiado, donde curiosamente es el factor predominante asido por la instancia gubernamental para denostar generalizadamente al magisterio. 

Por ende, cuando se dio la fase de efectuar preguntas o comentarios, le hicieron hincapié en la campaña de desprestigio del propio gobierno hacia los maestros, sobre todo cuando rechazan la evaluación punitiva.

En contraparte, el doctor Mario Herrera Zárate, titular de la SEBS, al término de la conferencia, a pregunta expresa contestó que la “reforma educativa”, y en ese contexto, la evaluación que se está aplicando al profesorado, no es para correr a nadie, que no tiene carácter punitivo. Que él lo ha expresado en distintos foros, solo que los medios no difunden sus palabras. Regreso al asunto de la evaluación militarizada. No es con bayonetas, fusiles o metralletas como vamos a salir del catastrófico atraso educativo, mucho menos con sus pruebitas mal hechas. Revisen primero las causas para poder modificar sus efectos. Es cuanto

(asignaturaspendientes.olivera@gmail.com)