ASIGNATURA PRIMERA. EL ACTUAL DIRIGENTE DEL SNTE ES ESPURIO.

En esta colaboración iba a tratar el asunto del licenciado Andrés Manuel López Obrador, específicamente su presencia en Zacatecas, el acto masivo que tuvo con el magisterio nacional (aproximadamente 15 mil personas), en donde se comprometió a que al llegar a la presidencia de México, la mal llamada “reforma educativa” se cancela. Pero no. Por ser un asunto no menos importante opto por tratar el tópico referente al amparo concedido por el juez Brando Arturo González Ramírez, a las maestras Catalina Heredia Cardiel, Emilia Castillo Luque y al autor de esta columna, quienes lo interpusimos por la razón lisa y llana de que prevalezca la legalidad al interior del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Con el conocimiento de la mayoría, sabedores de cómo se dio la aprehensión de ElbaEsther Gordillo Morales, alias “la corruptora de mentores” (mote impuesto por quien estoescribe), conscientes de que “Juanito” Díaz de la Torre se autoimpuso como presidente y secretario general del SNTE, nos dimos a la tarea de consultar a abogados para obrar en consecuencia, esto es, para ampararnos ante la imposición que desde Los Pinos y la Secretaría de Gobernación se dio para que el susodicho se encaramara al cargo que dejó la citada profesora y directora de primaria, Elba Esther Gordillo Morales, al ser apresada por los delitos que ya conocemos.

De 32 entidades federativas, en 30 de ellas se interpuso dicho amparo; el de nosotros en Tijuana, Baja California, fue el primero que prosperó, de ahí que en los diversos medios de comunicación fue la noticia que ocupó las primeras planas (en el caso de la edición impresa), y en la radio, las televisoras y el internet sucedió exactamente igual. La noticia se propagó profusamente, al grado que se tuvo que convocar a una conferencia de prensa, en la Ciudad de México, el día domingo 11 de febrero, en un hotel de reconocido prestigio, con el abogado Juan De Buen, el profesor Venancio Morales y los tres maestros de Tijuana.

El amparo interpuesto, concedido por el Juez Brando Arturo González Ramírez, Titular del Juzgado Segundo de Distrito en Materia de Amparo y de Juicios Federales en el Estado de Baja California, en su parte medular expone lo siguiente:

“…solicitamos la suspensión de todos los efectos del acto reclamado, consistentes en la resolución de fecha 12 de marzo de 2013, en el expediente R.S. 43/44 (41º Cuaderno), en el que tomó nota de los acuerdos alcanzados en la XXXVI Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional del SNTE, entre ellos el texto del nuevo Estatuto y la designación de JUAN DÍAZ DE LA TORRE como Presidente del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública del SNTE, conservando las atribuciones de Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional, a pesar de que tales decisiones fueron contrarias al mandato del Congreso Nacional, que es el órgano supremo del SNTE de acuerdo con el artículo 46 del Estatuto Sindical, y de que no se siguió el procedimiento que el propio Estatuto establece para llevar a cabo las elecciones dentro del Sindicato…”.

En ese tenor, dice el Amparo, se concede la suspensión provisional a la parte agraviada, en términos de lo dispuesto en el diverso ordinal 139 de la invocada normatividad, esto es, para el único efecto de que hasta en tanto se resuelva acerca de la suspensión definitiva, se suspendan los efectos que derivan del acto esencialmente reclamado, es decir, los efectos de la toma de nota acordada el doce de marzo de dos mil trece en el expediente R.S. 43/44.

(Cuaderno 41º), en lo referente a la designación del Presidente del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

De lo anterior se colige que el llamado al VII Congreso Nacional Extraordinario convocado por “Juanito” Díaz de la Torre, para los días 12, 13 y 14 de febrero, a celebrarse en Puerto Vallarta, Jalisco, no debió de haberse efectuado porque el amparo es muy claro en su determinación, es decir, que hasta el día 15 de febrero tiene vigencia, y será en esa fecha en la cual el Juez determinará si no procede o se convierte en definitivo. Por ende, “Juanito” Díaz de la Torre, a pesar de ser votado por la mayoría de los delegados congresistas, es ESPURIO, debido a lo estipulado en el amparo citado.

Independientemente de lo dicho por el abogado Juan De Buen y por el profesor Venancio Morales, en la rueda de prensa, en donde nos concretamos a escuchar las preguntas de los diversos reporteros, percatándonos que muy pocos fueron los que realmente realizaron cuestionamientos interesantes, la gran mayoría nos parecieron sus preguntas insustanciales, e incluso hubo una reportera que hasta en cuatro ocasiones efectuó la misma pregunta y el abogado De Buen para efectos de su respuesta hizo acopio de bastante paciencia y hasta sabiduría, para al final de cuentas aseverar, la periodista, que le parecía muy complicado.

Es cuanto

(asignaturaspendientes.olivera@gmail.com)