12 de Septiembre de 2018

México SA
Carlos Fernández-Vega
México: un deudor en cada hijo te dio // Rosario Robles, con la cuchara grande

Al grito de un deudor en cada hijo te dio, la clase gobernante de este país desenfrenadamente ha endeudado hasta la coronilla a varias generaciones de mexicanos y a las que están por llegar. Sin importar las consecuencias, la administración federal –especialmente las pasadas tres– incrementó el débito nacional hasta 10 billones de pesos y contando, mientras el correspondiente a las 32 entidades estatales se acerca a 600 mil millones, todo a cargo de los bolsillos de los habitantes de esta República hipotecada.

De Fox a Peña Nieto la deuda federal se multiplicó por cinco (de dos a 10 billones de pesos, en números cerrados) y en el mismo periodo el débito subnacional (la correspondiente a los 32 estados de la República) aumentó 119 por ciento en términos reales (hasta el primer trimestre de 2018), al pasar de 126 mil a 575 mil millones, y en ambos casos la única ganadora ha sido la banca privada (trasnacional y nacional).

Esa es la herencia tangible (EPN dixit) para el gobierno de AMLO y para los estatales entrantes. En este sentido, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados analizó la situación de la llamada deuda subnacional (léase la correspondiente a los estados del país), y de sus conclusiones de toman los siguientes pasajes.

Para dar idea, si el análisis de la deuda se lleva a cabo por tipo de acreedor, el incremento en la deuda subnacional en la década pasada se explica por el incremento de los recursos provenientes de la banca múltiple (privada), ya que del segundo trimestre de 2008 al mismo periodo de 2018 su participación en el total de la deuda se amplió 6.5 puntos porcentuales, mientras la banca de desarrollo (del Estado) incrementó su participación en sólo 1.4 puntos.

De acuerdo con el tamaño del débito por estado, la deuda subnacional por habitante muestra que Nuevo León (13 mil 664.4 pesos), Quintana Roo (12 mil 952.8), Chihuahua (12 mil 646.1), Coahuila (12 mil 069.5) y Sonora (9 mil 342.4) figuran como las entidades con mayor nivel deendeudamiento, con montos superiores en más de dos veces al promedio subnacional (4 mil 485.2).

Como porcentaje del producto interno bruto, los estados más endeudados son: Chihuahua, con un saldo equivalente a 6.9 por ciento de su PIB; Quintana Roo, 6.8; Chiapas, 5.5; Coahuila, 4.8, y NuevoLeón, 4.5. Sobresale Chihuahua, pues su deuda resulta casi tres veces mayor al promedio subnacional (2.6 por ciento).

Al segundo trimestre de 2018, entre las entidades federativas más endeudadas respecto de los ingresos totales están Nuevo León, con una deuda que alcanza 90.2 por ciento de sus ingresos totales; Coahuila, 83.1; Chihuahua, 77.7; Quintana Roo, 74.6, y Sonora, 60.6.

El promedio del saldo de las obligaciones financieras como porcentaje de las participaciones federales pagadas a las entidades federativas al segundo trimestrede 2018 fue de 69.7 por ciento. Los estados con los mayores niveles de este indicador son: Nuevo León, que reporta un saldo de deuda por 201.9 por ciento de dichas participaciones estimadas para la entidad en 2018; Quintana Roo, 200.7; Chihuahua, 197.7; Coahuila, 191, y Sonora, 127.6.

Las entidades más endeudadas, en términos absolutos, son: Ciudad de México, casi 76 mil millones de pesos; Nuevo León, 72 mil 430 millones; Chihuahua, 48 mil 268.6 millones; Veracruz, 46 mil 295.4 millones, y estado de México, 45 mil 227.1 millones. Concentran 50.1 por ciento de la deuda subnacional.

Las rebanadas del pastel

Rosario, otra vez con la cuchara grande: en esta ocasión, desvíos por 700 millones de pesos en efectivo provenientes de la Sedesol y de la Sedatu (años 2014 y 2016), de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación. Cínica, dice la Robles que la acusan porque mi nombre vende, pero en las altas esferas gubernamentales aseguran que antes de concluir el sexenio de EPN ella y sus secuaces terminarán enchiquerados. Ver para creer.

Twitter: @cafevega

cfvmexico_sa@hotmail.com