09 de Febrero de 2019

El arte de conversar
Arturo Méndez Preciado

La reforma constitucional

La reforma al artículo 123 de la Constitución publicada el 24 de febrero de 2017 transforma profundamente  la justicia laboral y los aspectos colectivos en los siguientes aspectos: Desaparición de las juntas de conciliación, muda esa actividad a los poderes judiciales federales y locales respectivamente. Creación del Centro Nacional Conciliatorio, órgano encargado de registros de contratos colectivos y asociaciones sindicales, toda esta actividad será controlada por la federación. 

La libertad  sindical. La reforma exige que para la selección de dirigentes sindicales se dé de manera libre y  secreta. Las huelgas por extorsión. La reforma exige que para emplazar a huelga el sindicato debe demostrar que representa a los trabajadores de la empresa emplazada, con ello se ataca al sindicalismo blanco y las huelgas por extorsión.

La reforma constitucional otorga un año a los legislativos federal y estatal para que hagan la adecuación correspondiente para aplicar la reforma, es decir expedir las leyes secundarias.

El convenio 98 de la OIT
El convenio 98 de la OIT  es un tratado internacional firmado en el año de 1949 en virtud del cual se obligan los países firmantes a tener normas que garanticen la libertad de los trabajadores para pertenecer, o no, a un sindicato y su derecho a seleccionar libremente a sus dirigentes sindicales, así como la libertad contractual colectiva.

La cláusula de exclusión vigente en la Ley Federal del Trabajo desde 1931, impedía que  México firmara dicho acuerdo, pues mediante esta se permitía pactar en los contratos colectivos, que solo serían admitidos trabajadores miembros del sindicato titular del contrato, y a separarlos en caso de expulsión. México se adhirió a este convenio y fue ratificado por el Senado 20 de septiembre de 2018, por lo cual se obliga e eliminar todos esos vicios legales que permiten el sindicalismo blanco  y los contratos de protección.

El tratado México, Estados Unidos y Canadá

Bajo el argumento de que el diseño de la contratación colectiva y régimen sindical en la legislación mexicana genera una competencia ya que no hay verdaderas negociaciones colectivas, el T-MEC condicionó para su firma el que México eliminara esos vicios, esto es: el sindicalismo blanco, los contratos de protección y las huelgas por extorsión. México firmo ese acuerdo el cual se concede un término de un año para que se apliquen esas nuevas normas.

Perspectivas de la reforma
Actualmente estamos en desacato del mandato constitucional de expedir las leyes complementarias para aplicar la reforma constitucional, y tanto Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como su secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde, aseguran que en este periodo ordinario de sesiones sacarán adelante estas reformas. Actualmente existe una propuesta de Morena, y algunas otras más, para reformar la Ley Federal del Trabajo en aplicación de la reforma constitucional.

La necesidad de dar vida real a la contratación colectiva y al sindicalismo
Los cambios son inminentes, no hay reversa, las señales son claras, la ruta es acabar con la simulación, con el sindicalismo blanco y los contratos de protección; esto implica  que se obligará a que los trabajadores se involucren en la selección de líderes sindicales, en la firma y revisión de contratos colectivos y en los emplazamientos a huelga.

Esto significa, sin duda, que todos los operadores del derecho colectivo, patrones y sindicatos están obligados trabajar activamente en la vida interna de las empresas, por lo que se hace necesario diseñar de inmediato los mecanismos para implementar las inminentes  reformas, para  generar un ambiente de  paz y tranquilidad laboral; para ello desde luego, se requiere de verdaderos liderazgo sindicales con autoridad moral sobre los trabajadores, que sepan conducir de manera adecuada a las relaciones obrero-patronales generando el entendimiento para la firma y revisión de contratos colectivos, para una estabilidad de la fuente de trabajo. Los contratos colectivos de protección firmados y revisados sin que los trabajadores tengan conocimiento de su existencia, y de que existe un sindicato que los representa será en breve historia.

Las huelgas en Matamoros
Una muestra muy clara de cómo la contratación colectiva y el sindicalismo mal conducido puede generar una grave afectación a las inversiones es el caso de las huelgas en Matamoros; en este sector maquiladoras –y en muchos más- se han aplicado los contratos de protección, y el sindicalismo blanco ha sido muy evidente así como los líderes que no trabajaban a sus bases y que se limitan a recoger sus cuotas sindicales, que por cierto los trabajadores ni saben que existe sindicato ni mucho menos contrato y que fueron rebasados por agitadores profesionales, los resultados ahí están, 48 huelgas estalladas -y se siguen sumando más huelgas-, definitivamente los tomaron por sorpresa y sin duda podemos afirmar que gran parte del desborde de este problema se debe  a que no había un trabajo efectivo de los liderazgos sindicales hacia adentro de las empresas.

Conclusión
Los  cambios en todos sus ámbitos, político, económico  y social, y particularmente en  el sindicalismo, la contratación colectiva y la huelga son inminentes en el país; la reforma constitucional laboral es un hecho, es cuestión de semanas para que se expidan las leyes secundarias para su correcta aplicación se dice que será en este periodo ordinario de sesiones.

Los proyectos que seguramente se aprobarán -Morena- establecen que en dos años estarán aplicándose en toda s extensión, es urgente y necesario que nos preparemos ante estas profundas modificaciones; de hecho esta transformación ya la estamos viviendo y lo podemos ver en los efectos del aumento al doble del salario mínimo, aquí sin duda la filosofía de la libertad de la sindicalización y el libre ejercicio del derecho de huelga ya inició en aplicación práctica, ahí está el caso Matamoros y la onda expansiva seguramente tratará de  replicarse en todo el país, es decisión de nosotros, prepararnos o dejar  que las circunstancias nos lleguen de manera natural con sus riesgos consiguientes, y ¿usted qué opina? ¡Se vale replicar!