04 de Junio de 2015

Transiciones
Victor Alejandro Espinoza

En pocas horas más en la mitad del país se llevarán a cabo elecciones concurrentes y en las 32 entidades habrán de elegirse a los 500 diputados que integrarán la Cámara baja. La magnitud del dispositivo electoral puede sintetizarse en un solo dato: las casillas a instalar el próximo domingo 7 de junio. Un total de 148 mil 872, de las cuales 83,750 serán casillas únicas. Eso implicará la participación activa de 1 millón, 209 mil 632 funcionarios (de casilla). Un verdadero ejército ciudadano.

La Lista Nominal, es decir, los ciudadanos registrados y con credencial vigente que pueden acudir a las urnas, asciende a 83 millones, 563 mil 190. Es de destacar que de ese total, la mayoría son mujeres: 43 millones, 343 mil 555, equivalente al 52 por ciento; mientras que el 48 por ciento, 40 millones 219 mil 635, son hombres.

Habrá elecciones concurrentes en 16 entidades de la República (aunque Chiapas tendrá comicios locales –alcaldes y diputados- semanas después, el 19 de julio). En total estarán 2179 cargos en disputa: 500 federales y 1679 locales; 1009 ayuntamientos (incluyendo las 16 delegaciones del Distrito Federal), 387 diputados de mayoría relativa, 254 de representación proporcional, 20 juntas municipales y 9 gobernadores. En la elección federal participarán 10 partidos políticos y se conformaron dos coaliciones. Por un lado, la coalición PRI/PVEM, que participará de manera coaligada en 25 entidades, es decir, en 250 distritos; mientras que la coalición del PRD/PT, contenderá en 12 entidades, es decir, en 134 distritos. Además, se presentan por primera ocasión 22 candidatos independientes. De los 10 partidos, 3 son de reciente creación y por tanto obligados a obtener el 3 por ciento de la Votación Válida

Emitida para conservar su registro y aspirar a obtener diputados de representación proporcional: Morena, Frente Humanista y Partido Encuentro Social.

En el caso de Baja California, se encuentran en disputa 8 distritos electorales federales. PRI/PVEM van en coalición, por lo que participan un total de 72 candidatos(as). Atendiendo a las disposiciones que obligaban a la paridad de género en las postulaciones partidistas, los resultados son trascendentes: de los 72 candidatos, la mayoría son mujeres, pues contabilizan un total 38 candidatas; estamos ante un hecho histórico para la vida política nacional y local. Pequeños grandes cambios que a veces pasan desapercibidos. Una de las novedades de esta elección es la presencia de candidatos independientes, en el caso de la entidad, fueron siete los aspirantes pero finalmente ninguno pudo cumplir el requisito del 2 por ciento de firmas de apoyo amparadas en firma y credencial vigente de ciudadanos de su distrito.

Un total de 2 millones 447 mil 879 ciudadanos son los potenciales votantes, mismos que podrán a acudir a alguna de las 4 mil 344 casillas que habrán de instalarse en la geografía estatal. Desde luego, uno de los retos principales es el de la participación. Hace ya varios años el abstencionismo en elecciones locales y federales es una constante en la entidad. En la anterior elección federal intermedia de 2009, la participación apenas alcanzó un 30.91 por ciento, mientras que el promedio nacional fue de 44.80 por ciento, para situarnos en el primer lugar nacional en abstencionismo. En 2012 se incrementó la participación al 53.77 por ciento, pero también la media nacional creció alcanzando un 62.08 por ciento; la entidad se ubicó en el penúltimo lugar en participación sólo por debajo de Chihuahua.

Con muchas dificultades hemos construido una democracia mínima que tiene como eje los procesos electorales. Sabemos que los déficits democráticos son muchos y en varios órdenes de la vida pública. Pero es fundamental salir a votar este domingo 7 de junio; es nuestra mejor opción para construir el sistema de representación política: elegir periódicamente a nuestros gobernantes es un ejercicio imprescindible en todo sistema democrático.