Baja California | 22 de Agosto de 2019

Lozano Blancas, en conferencia de prensa. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 22 de agosto.- Los dos jóvenes cuyas familias presentaron denuncia de localización a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), estuvieron en el Bar “El Relajo” la noche de su desaparición, indicó el coordinador de Investigaciones Especiales en Mexicali, David Lozano Blancas.

Apuntó que existe la referencia de una discusión que llegó a los empujones, altercado que José Luis Falcón Millán de 18 años y Adrián Misael Díaz Mundaca de 19, sostuvieron con tres sujetos dentro y fuera del bar.

Por el geolocalizador que tenía el carro en el que José Luis trabajaba como chofer de Uber, supieron que los jóvenes llegaron al bar a las 11 de la noche del lunes 19 de agosto, y se retiraron tres horas después, rumbo al ejido Islas Agrarias, sitio donde el automóvil estuvo estacionado más de tres horas.

Fue hasta las 6:40 de la mañana que reportaron al número de emergencia que estaba quemándose, detalló el agente Ministerio Público.

La Dirección de Servicios Periciales estableció que en el carro calcinado no hay vestigio alguno de restos humanos.

La procuraduría estatal, auxiliada por una georadar y los binomios caninos, desde este miércoles comenzó a buscar en lugares cercanos a donde encontraron el carro, explicó Díaz Mundaca.

Uno de los jóvenes desaparecidos, Adrián Misael, es estudiante de la Universidad Vizcaya y los fines de semana trabajaba en una maquiladora; José Luis dejó truncos sus estudios de bachillerato y se dedicó a trabajar como chofer en Uber.

Ninguno de los jóvenes tiene antecedentes penales.

En lo que va del año en Mexicali, la Unidad Estatal Investigadora de Búsqueda de Personas No Localizadas, ha recibido 508 denuncias, de las cuales han encontrado a 435 personas, aseveró Lozano Blancas.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?