Baja California | 11 de Julio de 2019

La audiencia se prolongó seis horas. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 11 de julio.- El hombre acusado del feminicidio en perjuicio de su ex esposa, en el puerto de San Felipe, el pasado mes de enero, fue vinculado a proceso, luego de que la juez Patricia Moreno Galván, considerara la probable responsabilidad del inculpado.

Tras seis horas de la audiencia de vinculación a proceso, la defensa presentó cuatro testigos que tuvieron contacto con la asesinada, presumiblemente horas antes del crimen.

Según la agente del Ministerio Público, Betsy Romero de 23 años, habría sido asesinada entre las 10 de la noche del martes 29 de enero y la primera hora del día siguiente.

Posteriormente el cuerpo fue semienterrado en un baldío de la colonia Salinas de Gortari, y localizado la tarde del miércoles 30 de enero

Seis meses después fue detenido en San Felipe Iván Darío, ex esposo de la mujer asesinada, con quien procreó una niña.

En la audiencia de vinculación a proceso, la defensa particular del inculpado hizo notar que no fue agotada una línea de investigación, pues un ex novio de nombre Joaquín, apodado El Jarocho, según testigos seguía molestando a la muchacha.

Quien en ese momento era novio de Betsy, afirmó que era maltratada verbalmente por el ex marido, incluso en alguna ocasión le mencionó que la había abofeteado.

El mismo testigo narró que la mujer le llegó a contar que El Jarocho, la asediaba, merodeando su casa.

Otra de las testigos, pareja del padre de la víctima, contó que el martes 29 de enero, la muchacha recibió una llamada de El Jarocho, por lo que habrían quedado de verse en algún lugar, sin embargo dijo desconocer si se había concretado la reunión.

Otro testigo aseguró que el imputado habría mentido al decir que no tenía llaves de la traila donde vivía la mujer, además de que aseguró haber estado ahí la noche del homicidio, pues le llevó comida a los perros.

Uno de los animales, de raza pitbull fue descrito como un animal bravo, que difícilmente dejaba pasar a personas que no conocía, narración coincidente con los testimoniales.

Además del delito de feminicidio, el imputado está acusado de robo de vehículo, pues el carro de la mujer fue sustraído y localizado en la ciudad de Mexicali.

Según un testigo, el imputado le habría facilitado llevarse el carro desde el mismo domicilio de la asesinada, incluso la misma noche en que habían atentado contra la vida de la mujer.

En la audiencia de vinculación, ventilaron que El Jarocho, es un sujeto peligroso, de oficio pescador y presumiblemente dedicado al comercio del buche de totoaba.

La juez concedió la prisión preventiva para el inculpado, y dio un plazo de seis meses para concluir la investigación.

Sondeo

¿Qué opinas de que el próximo gobierno de BC sea de 5 y no de 2 años?