méxico | 10 de Febrero de 2015

La abuela de la niña Janeth Lizbeth Bibriesca, de 12, que desapareció el pasado sábado de Mexicali
La abuela de la niña Janeth Lizbeth Bibriesca, de 12, que desapareció el pasado sábado de Mexicali Foto David Yussef

Por

Por 

Jorge Heras

Mexicali, 10 de febrero.- El subprocurador de Justicia de Baja California, Fernando Ramírez Amador, explicó hoy que la desaparición en esta capital el sábado pasado de la niña Janeth Lizbeth Bibriesca Valdez, no cumplía con los requisitos para activar la Alerta Amber, un protocolo internacional para la búsqueda de niños y niñas en riesgo que se aplica desde 1996.

En entrevista con La Jornada Baja California, el funcionario estatal sostuvo que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) es respetuosa de las resoluciones internacionales, pero que en el caso de la desaparición de la niña Bibriesca Valdez no se cumplían los requisitos necesarios del protocolo para emitir una Alerta Amber.

El subprocurador sostuvo que el sistema de notificación establece que se tienen que cumplir tres requisitos indispensables para emitirlo: que la autoridad tenga algún motivo para creer que se ha sustraído a un menor de 18 años; que crea que el niño sustraído se encuentre en peligro inminente de sufrir algún daño corporal serio o la muerte, y que exista suficiente información descriptiva de la víctima y del sustractor o del vehículo para que la Alerta Amber sea eficaz.

La Alerta Amber es un sistema de notificación de menores desaparecidos, implementado en varios países desde 1996, que considera como críticas las primeras horas después de que los niños y niñas no regresan a sus casas y en consecuencia la alerta se emite lo antes posible y es transmitida por diversos medios de comunicación, como televisión, radio, e mails para que un mayor número de personas pueda enterarse del caso e involucrarse en su localización. 

“Aunque no activamos la Alerta Amber, no quiere decir que no hayamos hecho nada; el domingo hicimos la pesquisa oficial de la Procuraduría; con un comunicado se emitieron alertas fronterizas tanto al norte como al sur, así como en Tecate, Tijuana y Ensenada y se solicitó la cooperación de las autoridades policíacas y de la ciudadanía”, aclaró el funcionario.

Añadió que en el caso se reforzó la investigación y los métodos de búsqueda y que trabajan en él más de diez agentes.

El sábado pasado, la niña Janeth Lizbeth Bibriesca Valdez, de 12 años, fue el pasado sábado 7 de febrero a un Oxxo en la esquina de su casa en el fraccionamiento Victoria de Mexicali y ya no volvió. Sus padres denunciaron la desaparición, pero los policías a los que acudieron los mandaron a hoteles de paso donde se obliga a menores a prostituirse, según su testimonio.