mundo | 24 de Febrero de 2015

Foto Archivo

Por

Por 

Notimex

Los Ángeles, California, 24 de febrero.- La creación de un grupo de Trabajo sobre programas de Acción Diferida para asistir a inmigrantes, fue propuesto hoy por la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles, entre ellos, Hilda Solís, Mark Ridley-Thomas y Sheila Kuehl.

“El condado debe ayudar a miles y estos programas servirán a muchos residentes a que tengan mejor vida”, señaló Solís en rueda de prensa.

Solís, quien fue secretaria del Trabajo en la administración Obama y ahora funcionaria local indicó que este grupo de trabajo se lanzaría tan pronto se reactive la orden ejecutiva del presidente Obama.

Hace unos días un juez de Texas aplazó la aplicación de algunas partes de dicho programa, lo que ha sido impugnado por la administración federal.

El desenvolvimiento de la fuerza de Trabajo permitiría desarrollar un plan para la óptima implementación de esos programas a través de departamentos claves”, resaltó.

Con esos programas se aplazaría la deportación de cerca de 500 mil residentes del condado de Los Ángeles, señalaron los supervisores.

El Grupo de Trabajo elaboraría un plan para ayudar a esta población con información o facilitar servicios que les será útil en la presentación de sus solicitudes.

Los dos programas son: Ampliación de la Acción Diferida para Menores llegados a EU (DACA) y Acción Diferida para los padres de estadunidenses y residentes legales permanentes (DAPA).

"Los residentes que tienen aquí sus vidas productivas deberían poder hacerlo sin temor a ser deportados", dijo Solís.

"El condado de Los Ángeles tiene una posición única como el gobierno local más grande en la nación, y con la zona cero de la inmigración indocumentada”, aseguro Solís.

“Debemos alentar a tomar la iniciativa para llegar a la comunidad y alentando a todos los que sean elegibles para participar y beneficiarse de hacerlo" dijo Kuehl.

La propuesta fue respaldada en la rueda de prensa por representantes de las fuerzas del orden, trabajo, negocios, líderes religiosos y comunitarios locales.