mundo | 18 de Febrero de 2015

Ambos recibieron sentencias porque se declararon culpables el año pasado
Ambos recibieron sentencias porque se declararon culpables el año pasado Foto Tomada de la página zócalo.mx

Por

Por 

Armando José Mercado

Una juez federal en San Diego sentenció este miércoles a dos traficantes de personas por dejar morir en las montañas de Otay a una mujer embarazada a finales de diciembre del 2013. 
 
Ambos recibieron sentencias porque se declararon culpables el año pasado. Carlos Hernández Palma, de 35 años, fue sentenciado a siete años de prisión, y Fernando Armenta Romero, de 49, estará en la cárcel cuatro años y nueve meses.
 
La procuradora federal en la frontera de California, Laura Duffy, dijo que ambos "mostraron una profunda ausencia de humanidad al negarse a escuchar súplicas y abandonar a una mujer embarazada y moribunda en medio de ninguna parte en las montañas".
 
La señora Jaqueline Capistrano Ochoa, de 32 años, y su esposo Baltasar Razo Barreto habían pagado a los dos traficantes 12 mil dólares por ayudarles a cruzar la frontera desde Tijuana.
 
Antes de comenzar a caminar, los dos traficantes llevaron a la señora a caminar por un parque para cerciorarse de que podría andar por las montañas al este de San Diego.
 
Al comenzar a caminar, la señora tuvo dolores que le dificultaban moverse. El esposo suplicó a los traficantes que usaran su teléfono celular para pedir ayuda, pero los dos se negaron.
 
De acuerdo con la narración de la Fiscalía, al ver el sufrimiento de su esposa el señor Razo Barreto decidió separarse del grupo e ir a buscar ayuda por su cuenta aunque desconocía el área.
 
Mientras buscaba asistencia, los dos traficantes abandonaron a la señora; Barrero encontró a unos patrulleros y les informó. Poco después un equipo localizaba desde un helicóptero los los restos de la señora Capistrano.
 
La Procuraduría sólo pudo presentar cargos federales de tráfico de personas con fines de lucro.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?