mundo | 14 de Marzo de 2015

Un agente de inmigración y aduanas arresta a un indocumentado
Un agente de inmigración y aduanas arresta a un indocumentado Foto Cortesía ICE

Por

Por 

Armando José Mercado

San Diego, 14 de marzo.- Cientos de mexicanos deportados han buscado regresar a California a presentar sus argumentos ante jueces e migración en las últimas tres semanas, informó la Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu) en San Diego.

Desde que una corte autorizó el 23 de febrero a la organización buscar mexicanos que fueron deportados mediante abusos y engaños, un número telefónico que se marca son costo desde México "ha recibido centenares de llamadas, aunque algunas son de personas que llaman más de una vez", dijo Ana Castro, de la Aclu.

"Porque recibimos muchas llamadas, lo que hacemos es dejar que se graben y luego respondemos en el orden que las recibimos", explicó Castro a la Jornada Baja California.

Ya sea que las comunicaciones, desde México, por parte de los deportados llegan por teléfono o por correo electrónico, el equipo de la Aclu responde a cada solicitud con un cuestionario de tres preguntas, para saber si son casos que se puedan integrar a la demanda colectiva que permite regresar a algunos migrantes que fueron expulsados bajo amenazas o con mentiras.  

Lo primero es saber -si fueron deportados desde alguno de los ocho condados de San Diego más cercanos a la frontera; -si fueron expulsados mediante el procedimiento de "salida voluntaria", esto es que firman documentos en que aceptaban voluntariamente su deportación; y si cuando fueron deportados tenían oportunidad de arreglar su condición migratoria, por ejemplo por ser cónyuges de ciudadanos estadunidenses.

Las deportaciones tienen que haber ocurrido entre el primero de junio del 2009 y el 28 de agosto del 2014.

Esas respuestas son claves para determinar quienes de los migrantes, que se comunican con la Aclu en San Diego, pueden incluirse en la demanda colectiva.

Una corte federal accedió a que regresaran los mexicanos que cubren esos requisito luego de que la Aclu demostró que las autoridades de migración obligaban a indocumentados detenidos a firmar salida voluntaria bajo amenazas de deportar a toda su familia, o separar a sus familiares para siempre, aunque también con mentiras de que al firmar podrían regresar al día siguiente.

Por ser un caso legal en proceso, la Aclu no puede detallar casos ni proporcionar datos que puedan comprobarse fuera de la corte.

Por ahora transcurre la primera de dos fases del proceso de la demanda colectiva. Desde ahora y hasta el 25 de junio de este año la Aclu reunirá casos que se puedan integrar a la demanda colectiva, y del 26 de junio al 22 de diciembre las cortes de migración determinarán quiénes pueden volver y quizá quedarse en Estados Unidos.

Pero Castro dijo que es muy importante que los deportados que piensen que podrían integrarse a la demanda colectiva llamen lo antes posible, antes de que sus casos queden rezagados y quizás se queden fuera de la demanda.

"Es que son tantas las llamadas y los correos", dijo Castro, "que tardamos un poco en responder, pero es clave que las personas que se comuniquen sepan que sí los vamos a atender, aunque no tan pronto como quisiéramos".

El número telefónico sin costo a marcar exclusivamente desde territorio mexicano es el 1-800-681-6917.

Si alguien llama desde San Diego en busca de información deberá comunicarse al número telefónico 1-619-398-41-89.

El correo electrónico para casos de la demanda colectiva es avd@aclusandiego.org