méxico | 12 de Febrero de 2015

Pueblo yaqui
El pueblo yaqui mantiene un gobierno basado en usos y costumbres. Foto Víctor Camacho Foto Victor Camacho

Por

Por 

Redacción

Sonora, 12 de febrero.- Amnistía Internacional México (AI) exigió a las autoridades tomar medidas inmediatas respecto a los daños irreparables que la construcción y funcionamiento del acueducto Independencia a causado a la tribu yaqui, informó hoy la fundación en un comunicado.

En el marco de la presentación del informe de la Misión Civil de Observación a la Consulta a la Tribu Yaqui, Una sentencia fallida, el director ejecutivo de AI, Perseo Quiroz, mencionó que los gobiernos de Sonora y Federal no han obtenido el “consentimiento de la comunidad para la realización del acueducto”.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que se violó el derecho a la consulta previa, libre e informada, y ordenó que se llevara a cabo un proceso conforme a los estándares internacionales .

Así mismo, determinó que la Autorización de Impacto Ambiental quedara insubsistente y que se realizara un nuevo informe de impacto ambiental que debía ser entregado a la comunidad en su propia lengua.

No obstante, a más de nueve meses de esta resolución, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales no ha entregado a la comunidad el informe de impacto ambiental y un peritaje antropológico que se debieron de haber sido realizados como parte del proceso de consulta.

Durante el proceso de consulta, Mario Luna y Fernando Jiménez, quienes son líderes reconocidos por la tribu, fueron detenidos por su supuesta participación en el robo de un vehículo automotriz y privación de la libertad de un miembro de la comunidad yaqui.

Amnistía Internacional ha examinado el expediente judicial y teme que el caso esté políticamente motivado y tenga relación con la defensa que la tribu ha hecho de su derecho al agua.

La tribu yaqui es un pueblo indígena asentado a lo largo del río Yaqui, que es un elemento fundamental de su identidad y su cosmovisión.