Baja California | 24 de Agosto de 2019

Es necesaria la revisión médica, por lo menos una vez al año. Foto Cortesía

Por

Por 

Redacción

Ensenada, 24 de agosto.- Los padres de familia deben reforzar su comunicación con sus hijos durante la adolescencia, con el fin de que saber si son víctimas de ciberbullying, bullying o acoso escolar, fenómenos sociales muy frecuentes en esa época.

Así lo recomendó Isaac Pérez Guzmán, jefe del Departamento de Servicios Médicos Municipales de Ensenada, quien consideró importante que estén al tanto respecto a qué tipo de amistades tienen y qué riesgos corren en cuanto a exposición al alcohol o las drogas.

Estas circunstancias, agregó, regularmente actúan en conjunto con el estado de ánimo de los jóvenes, en una etapa definitoria para su futuro, por lo cual requieren se les oriente en cualquier tema, siempre relacionado con sus necesidades específicas.

“La adolescencia –precisó– se consolida como una etapa de la vida en la que  una orientación y comunicación adecuadas les permite formalizar y cristalizar su proyecto de vida, redundando en la formación de adultos productivos en su entorno familiar, social y laboral”.

Respecto a la salud física, sugirió que se les lleve al menos una vez al año a revisiones médicas de rutina, con el fin de atender lo relacionado a su crecimiento y nutrición, y descartar cualquier anomalía.

Aunque la adolescencia es una etapa aparentemente sin problemas de salud, expuso, es trascendental inculcarles el hábito del chequeo médico, en beneficio de su sano desarrollo.

Explicó que durante esta etapa suelen presentarse dolencias musculares, respiratorias, digestivas, acné, falta de apetito o de sueño y menstruales en las mujeres. Hay algunos padecimientos que dependen de sus actividades diarias y costumbres alimentarias.

Los progenitores deben estar pendientes de los cambios físicos, mentales y emocionales, que pudieran presentarse, además de variaciones en el peso, talla, o de la conducta.

Es importante, reiteró, que tengan buena comunicación con ellos, ya que eso permite que la relación sea cercana y de confianza, incluso para entablar asuntos de salud sexual.