méxico | 13 de Marzo de 2019

Un ejemplar del Correo de Ultramar, desechado por la UAZ. Foto La Jornada Zacatecas

Por

Por 

La Jornada Zacatecas

Zacatecas, 11 de marzo.- La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) desechó colecciones completas de periódicos, revistas y publicaciones que datan del siglo XIX, de la época posrevolucioria en México y de la historia reciente de la entidad, además de decenas de tesis: se vendieron por kilogramo a una empresa recicladora de papel.

La Jornada Zacatecas rescató ejemplares de algunos periódicos y publicaciones, pero la mayor parte del acervo ya se encuentra destruido luego del proceso del que fue objeto en la recicladora.

Los documentos corresponden a parte del acervo que fue recopilado, coleccionado y resguardado a lo largo de 40 años por el historiador ya fallecido Cuauhtémoc Esparza Sánchez, quien fungió como responsable del Instituto de Investigaciones Históricas de la UAZ.

Muchas de las publicaciones que fueron resguardadas por el historiador habían pertenecido al Instituto de Ciencias que, en 1968, transitó a la que hoy se conoce como Universidad Autónoma de Zacatecas.

Una de las publicaciones encontradas en la recicladora de papel fue El Correo de Ultramar, periódico editado en París entre 1842 y 1886, destinado a un público culto en Latinoamérica. Los ejemplares rescatados datan del año 1876.

El acervo reunido durante casi 40 años fue de uso interno para el Instituto de Investigaciones Históricas pero, ante los lineamientos de la Reforma Universitaria de 1999-2000, se decidió que este fuera adscrito a la Unidad Académica de Historia, lo que ocurrió en el año 2009.

También se creó el Archivo General de la UAZ, a cargo de Luis Román Gutiérrez, quien hizo una valoración de los documentos que se resguardaban y se decidió que el acervo del Instituto, referente a documentos, fotografías y planos, se almacenara en el Archivo, mientras que los libros, revistas y periódicos, fueran resguardados por la Coordinación de Bibliotecas.

Así, una parte del acervo se encuentra en el Archivo General de la UAZ, ubicado actualmente en el Campus Siglo 21, mientras que el material impreso se quedó en un espacio de la Preparatoria 1, pero sin uso, ni rescate o restauración.

Es decir, la Unidad Académica de Historia se deslindó de administrar y manejar ese acervo y se dejó en manos de la Coordinación de Bibliotecas, pero de igual forma todos los libros, publicaciones y documentos quedaron almacenados en el mismo sitio y sin ningún cuidado.

La importancia de las publicaciones destruidas, especialmente de aquellas que datan del siglo 19, radica en que era una fuente informativa muy valiosa para conocer aquella información o conocimientos que circularon en Zacatecas a finales del siglo XIX y en el transcurso del XX, a través de esos medios de comunicación.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: