cultura | 11 de Abril de 2019

Un niño alimenta con aserrín un horno en la ladrillera Jimenez Cantú del municipio de Ixtapaluca, estado de México. Foto José Carlo González

Por

Por 

Redacción
Madrid, 11 de abril.- La organización World Vision denunció que en el mundo existen un total de 152 millones de menores de edad que producen muchos de los productos que se consumen en el mundo occidental.  

Bajo el contexto de una campaña en contra del trabajo infantil, la organización señala que del total de los 152 millones, unos 85 millones se encargan de tareas que la ONG define como “las peores formas de trabajo infantil”: empleos potencialmente peligrosos que dañan la salud, la seguridad y el desarrollo moral de los menores. 

La ONG destacó que los conflictos, guerras y crisis migratorias han provocado “aumento del trabajo entre los niños refugiados, desplazados internos y otras poblaciones vulnerables, especialmente en Oriente próximo, Asia y en el norte de África”. 

Con la finalidad de mostrar la realidad de millones de niños en el mundo de la explotación infantil, World vision puso en marcha la iniciativa Destapa el Trabajo Infantil (Unbox Childlabour, en inglés), siguiendo el ejemplo de videos difundidos en Internet con la etiqueta Unboxing, dedicados a contar las características de un producto para ayudar a un consumidor a decidirse con la compra. 

Con Destapa el Trabajo Infantil, se busca hacer conciencia sobre la importancia del consumo responsable, mientras insta a los gobiernos y empresas a mejorar sus sistemas de protección infantil porque “cada caja” que se abre “encierra una historia”. 

Una de las cosas que lamentan es que no existan etiquetas ni “ninguna certificación oficial” que informe de si hubo trabajo infantil involucrado en la elaboración de un producto. “Necesitamos cambiar esto para poner fin al trabajo infantil”, señala. 

Según la Organización Internacional de Trabajo (OIT), casi la mitad de niños trabajadores se concentran en África (72 millones), mientras 62 millones de menores laboran en Asia y Pacífico, 10.7 millones en América, 1.1 millones en países árabes y 5.5 en Europa y Asia Central.