mundo | 09 de Octubre de 2018

Es indispensable no bajar la guardia y trabajar también en el desarrollo de las comunidades locales. Foto Cuartoscuro / La Jornada

Por

Por 

Angélica Enciso / La Jornada

Ciudad de México, 9 de octubre.- La degradación de la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca se redujo de 15.8 a 6.7 hectáreas este 2018, lo cual representa una caída de 57.6 por ciento.

Aun así la tala clandestina creció, al pasar de 0.6 a 1.4 hectráreas, reportó el monitoreo forestal realizado por la Alianza WWF-Fundación Telmex Telcel, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conamp) y el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Detalló que en el ciclo correspondiente a febrero de 2017 y marzo de 2018, se dio esa caída comparado con el 2016-2017. Además de la tala ilegal, la degradación se puede dar por efectos naturales o por la presencia de plagas.

La tala ilegal se observó en la comunidad San Felipe de los Alzati, en Zitácuaro, Michoacán, “donde un debilitamiento de la cohesión social provocó la tala de 1.2 hectáreas. También la sequía que afecta a la región desde hace varios años causó estragos en 3.9 hectáreas, casi el triple que el periodo anterior, a lo que se suman 1.4 hectáreas en las que se realizaron trabajos de saneamiento forestal”.

La degradación forestal disminuyó porque no hubo tala clandestina a gran escala, se terminaron los impactos derivados de las tormentas de 2016 y no se registraron nuevos eventos climáticos. “Desde 2009 se ha logrado una reducción significativa de la tala clandestina gracias al compromiso de los ejidos y comunidades indígenas, los esfuerzos de vigilancia y el pago por servicios ambientales. Es indispensable no bajar la guardia y trabajar también en el desarrollo de las comunidades locales”, dijo Jorge Rickards, director general de WWF México.