Quiénes somos

Nace La Jornada Baja California

Con el respaldo de 30 años de experiencia y prestigio del periódico La Jornada, sustentado en su profesionalismo y ética, se gesta ahora La Jornada Baja California.

La Jornada Baja California permitirá construir un puente informativo en México a lo largo de la frontera norte y la península, que coadyuvará a que la población local estatal y del resto del país tenga un mejor conocimiento de la realidad regional y nacional.

Es una iniciativa editorial con garantía de éxito, pues surge del seno mismo de La Jornada con la creciente participación de periodistas de la región, fotógrafos, científicos, académicos, escritores, artistas, historiadores, empresarios, dirigentes sociales, intelectuales y políticos de las más diversas tendencias que participan como accionistas y colaboradores.

Se trata, en suma, de un nuevo medio de comunicación que está naciendo con la participación de todos los sectores de la sociedad.

La periodista Mireya Cuéllar Hernández, quien ha trabajado en La Jornada durante más de dos décadas -los últimos diez años como jefa de corresponsales de Estados-, encabeza este esfuerzo común para crear un medio informativo, cuyo propósito fundamental es el ejercicio de un periodismo libre, independiente de todo grupo de poder económico o político, que permita abrir mayores espacios a las expresiones de pluralidad y diversidad de la sociedad bajacaliforniana.

El compromiso es, en particular, con los ciudadanos del norte de la República Mexicana, con los lectores interesados en el desarrollo de la región, el buen funcionamiento de las políticas públicas y el florecimiento del arte y de la cultura.

"¿Porqué en Baja California?", preguntan quienes se van enterando de este proyecto.

La respuesta es sencilla y profunda: Baja California es un crisol de la patria. Aquí se refleja su gran diversidad social, económica, étnica, política y cultural. Su población está conformada por mexicanos de casi todas las regiones del país, incluidos indígenas de diferentes etnias locales y foráneas; es además uno de las entidades -después del Distrito Federal- con mayor porcentaje de extranjeros de todos los continentes.

En Baja California existen no sólo fuertes grupos empresariales y una gran población de trabajadores del campo y de la ciudad, sino también una importante comunidad artística, cultural y científica.

El área de la tecnología y la ciencia un ejemplo. Mientras a escala nacional hay 0.88 investigadores por cada mil habitantes, Ensenada es la ciudad con mayor índice de científicos per cápita: 12.2 personas dedicadas al investigación por cada mil habitantes.

La belleza de sus mares y sus costas, de sus islas y su desierto, de sus sierras y sus valles, junto con las enormes riquezas naturales de esta península, aunada a su ubicación geográfica en la frontera con Estados Unidos, hacen de Baja California un estado de enorme potencial de desarrollo económico, en la industria de mar y tierra, en el comercio, en el sector energético, en el área de servicios y turismo, en prácticamente todas las actividades productivas. Sin embargo, ahí donde está su fuerza, radica su mayor peligro, ya que todo ello convierte a la península en un territorio susceptible de la depredación de sus recursos naturales y el deterioro de las condiciones de vida de la gente.

Baja California, en suma, condensa anhelos de democracia; un estado donde es impostergable ejercer un periodismo libre y comprometido con la sociedad, con todas sus expresiones de pluralidad.

La Jornada Baja California, que ya tiene su sede en la ciudad de Tijuana, anuncia a través de las redes sociales (@LaJornadaBC en Twitter y en Facebook La Jornada Baja California) su inminente nacimiento. Comenzará con una versión en línea en febrero de 2015; dos meses después circulará en edición semanal y en un lapso similar será un periódico editado diariamente de lunes a viernes.

Calafia Publicaciones, S.A. de CV, es la empresa editora de La Jornada Baja California, medio que resultará, sin duda, muy atractivo para nuestros lectores, ya que la edición nacional de La Jornada será encartada en la regional, que contendrá reportajes especiales, entrevistas, crónicas, notas, columnas y artículos de opinión escritos por periodistas y analistas especializados que gozan de prestigio y reconocimiento en la sociedad.