méxico | 26 de Junio de 2019

Los damnificados temen infecciones, a causa del estancamiento del agua. Foto David Castellanos / La Jornada

Por

Por 

David Castellanos Terán / La Jornada

Reynosa, Tamaulipas, 26 de junio.- Con el agua hasta el cuello en sus hogares, debido a la tormenta de este lunes, ciudadanos reynosenses decidieron bloquear la carretera Reynosa-San Fernando, para exigir a la alcaldesa Maki Ortiz, atienda y solucione los daños causados por las lluvias atípicas.

El gobierno de Tamaulipas reconoció que nueve colonias siguen bajo el agua, y se ven obligados a activar siete bombas para agilizar el desagüe e instalar 20 comedores comunitarios, donde han repartido 2 mil 900 platillos para mitigar la hambruna.

La tarde del miércoles, vecinos de la colonia Paseo de las Flores, en esta ciudad fronteriza de Tamaulipas, se manifestaron bloqueando la carretera Reynosa- San Fernando; el miedo del posible brote de enfermedades infecciosas por la suciedad y el agua estancada los llevó a esta manifestación, con la finalidad de exigirle a la alcaldesa Maki Ortiz les acerque ayuda humanitaria, además de que han reclamado la reactivación del sistema eléctrico y de agua potable.

"Queremos que venga la presidenta, que vea cómo está. Nos llega el agua hasta el cuello en nuestros hogares”, dijo doña Laura, vecina de una de las nueve colonias identificadas por la coordinación estatal de protección civil como afectadas y con problemas de inundaciones.

Los pobladores, vecinos de Estados Unidos, refieren que se echaron a perder todos sus aparatos electrodomésticos, algunos informaron que los automóviles no encienden y no saben cuándo se normalizará la situación.

Hicieron el bloqueo con tablones de madera, en exigencia de ayuda, mientras el Gobierno de Tamaulipas, en un comunicado de prensa, informó que en la misma colonia Paseo las Flores, considerada como la más afectada, ya se instalaron 7 bombas para agilizar el desagüe, reforzando los trabajos de atención a las familias que resultaron afectadas por las inundaciones.

Hasta este miércoles, el número de colonias afectadas por el nivel del agua se redujo a nueve. La colonia del bloqueo es uno de los sectores más afectados. Con la coordinación entre la Comisión Estatal del Agua y la Comisión Nacional del Agua, se incrementó a 7 el número de bombas para desalojar del agua con mayor eficiencia.

El gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, instruyó a la Secretaría de Bienestar Social, para poner en operación 20 comedores comunitarios que sirven comida caliente a las familias afectadas en las colonias Leyes de Reforma, Vicente Guerrero, Nuevo Amanecer y las Pirámides.

En estos comedores han sido repartidos 2 mil 900 platillos; de la misma forma mientras se continua con la entrega de kits de limpieza, despensas, colchonetas, artículos de higiene personal y agua embotellada, unos 300 empleados de la Secretaría de Salud, reforzaron los recorridos por las zonas afectadas, llevando atención médica, medicamentos y en donde ha ya ha sido posible, fumigaciones y nebulizaciones, con el fin de combatir la reproducción de mosquitos transmisores de enfermedades contagiosas.