méxico | 26 de Mayo de 2019

La Fiscalía de Justicia indicó que el cuerpo del viajero no presentaba signos de violencia. Foto Cortesía

Por

Por 

Cristina Gómez Lima / La Jornada

Hermosillo, Sonora, 26 de mayo.- Un viajero originario de Japón, proveniente de Colombia, que llevaba en el estómago 246 envoltorios con cocaína, murió en un vuelo internacional que partió de la Ciudad de México y solicitó un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto “General Ignacio Pesqueira”, de Hermosillo.

El hombre fue identificado como Udo Sotoshi, de 42 años de edad. Salió de Bogotá, Colombia, y trasbordó en la Ciudad de México en su ruta hacia Japón.

La Fiscalía General de Justicia de Sonora informó que la madrugada del pasado viernes 24 de mayo a las 02:00 horas (4:00 a.m. tiempo de la CDMX), agentes de la Policía Federal por medio de la Supervisora del aeropuerto de Hermosillo, solicitaron la presencia del Ministerio Público.

“En una aeronave Boeing 787/8 con matrícula N961AM, procedente de la Ciudad de México y con destino a Narita, Japón, sobrecargos se percataron que una persona sufría convulsiones, por lo que solicitaron aterrizar de emergencia en Hermosillo y al hacerlo a las 02:25 horas fueron abordados por paramédicos, quienes decretaron sin vida a Udo”, detalló la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC).

Peritos del Laboratorio Científico de Inteligencia Forense realizaron la necropsia de Ley, estableciendo que la causa de la muerte fue un edema cerebral por crisis hipertensiva, derivada de sobredosis de narcótico en su cuerpo.

Localizaron 246 envoltorios plásticos de 2.5 centímetros de longitud por un centímetro de ancho, en intestinos y estómago.

La Fiscalía de Justicia indicó que el cuerpo del viajero no presentaba signos de violencia, y le realizaron otros estudios en el área de Patología del Hospital General del Estado, para descartar problemas de salud.

“Los 198 pasajeros que venían en el vuelo prosiguieron su viaje a Japón, una vez que se realizaron los protocolos internacionales correspondientes”, agregó la AMIC.

Debido a que los indicios apuntan a un caso de narcotráfico internacional, la fiscalía remitió las diligencias y datos de prueba recabados en la carpeta de investigación a la Fiscalía General de la República.