méxico | 25 de Mayo de 2019

Pese el acoso policial, las inconformes continuaron con la actividad programada; levantaron nuevamente la cruz. Foto Diana Ramón / La Jornada

Por

Por 

René Ramón / La Jornada

Chimalhuacán, Edomex, 25 de mayo.- Elementos de la policía local hostigaron a familiares de víctimas de feminicidio, quienes marcharon este sábado en compañía de amigos e integrantes de asociaciones civiles, en exigencia de justicia.

Además de ello, autoridades municipales derribaron una de las cruces colocadas en la ribera del canal Río La Compañía, levantada como símbolo de protesta ante la impunidad por el creciente número de homicidios violentos de mujeres, cometidos en esta localidad conurbada a la ciudad de México.

Irinea Buendía, madre de Mariana Lima Buendía; y Ana, tía de la niña Giselle, dos víctimas de feminicidio en Chimalhuacán, encabezaron la movilización, en la cual exigieron a los gobiernos municipal, estatal y federal, frenar el asesinato de mujeres.

A mediodía inició el mitin frente a la escultura monumental Guerrero Chimalli; marcharon sobre el carril confinado de la línea tres del Mexibús y se adentraron en las calles del barrio Xaltipac, hasta arribar al canal de aguas negras Río La Compañía.

Buendía aseguró que ni derribando las cruces, ni siendo acosadas por la policía de ese municipio, van a desistir de si movimiento en exigencia de justicia, castigo para los feminicidas, y su demanda de que se ponga un alto a este delito, que sigue en aumento en el territorio mexiquense.

“Me van a tener que matar si quieren callarme” exclamó Buendía luego de que tres patrullas arribaron al punto donde se levantó una nueva cruz, para reponer la derribada. Es la segunda ocasión en que destruyen una de las cruces rosas.

Los elementos de la patrulla número 330, quienes acosaron a varias de las mujeres que participaron, regresaron al punto, para fotografiar a los asistentes.

Una policía, responsable de la agresión contra la mujer que cargaba la cruz, se apostó frente a Buendía para ofrecerle su apoyo.

Los uniformados cruzaron por el punto en dos ocasiones, a alta velocidad. Interrogados respecto al por qué lo hicieron, argumentaron que respondieron a un llamado de emergencia. “Puede usted checarlo con mi comandante, con mi director”, comentó uno de ellos.

Una de las víctimas, de quien se omite su nombre por seguridad, dijo que los policías pueden ir hasta su casa, pues vive a unos pasos del lugar donde están colocadas las cruces, y que uno de los oficiales la amenazó: “esta es la tercera, para la otra te vamos a levantar”.

Pese el acoso policial, las inconformes continuaron con la actividad programada; levantaron la cruz y exigieron a las autoridades hacer valer la llamada “Ley Mariana Lima Buendía”.

Recordaron que en marzo de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió la sentencia la cual ordena investigar con perspectiva de género cualquier asesinato violento de mujeres, sanción a los servidores que obstruyan la justicia y reparación del daño.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: