Chihuahua | 20 de Mayo de 2018

El feminicida serial de menores fue identificado como Manuel Navarro, quien confeso haber asesinado al menos 10 mujeres, principalmente niñas. Foto Río Doce

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada

Ciudad Juárez, 20 de mayo.- La Fiscalía Especializada en atención de violencia contra la mujer por razones de género presentó ante un juez penal en Ciudad Juárez a un feminicida serial, al que ayer le ejecutaron una orden de aprehensión acusado de cometer cuatro homicidios entre 1995 y 1996, que al ser interrogado confesó “que eran al menos 10 mujeres a las que recordaba haber matado”.

El presunto homicida serial localizado por agentes de la Policía Ministerial Investigadora adscritos a la FEM en la ciudad de Chihuahua, fue trasladado a Juárez para que fuera presentado esta tarde ante el mismo juez que ordenó la detención, luego de analizar las pruebas en contra del imputado.

La FEM lo identificó como Manuel Navarro quien esta mañana ingresó al Cereso Estatal 3 en Ciudad Juárez, luego de ser presentado ante el juez que analiza su expediente para definir si lo vincula a proceso.

En la indagatoria en su contra fue acusado como responsable de feminicidios como el de la niña Sonia Ivette Sánchez Ramírez, que tiene el número de expediente 304/96 y que contaba con 13 años de edad al momento de ser desaparecida y posteriormente localizada sin vida.

A ella la encontraron en 1996 cerca de las vías del tren, a la altura de la avenida eje vial Juan Gabriel y presentaba, entre otras lesiones, huellas externas de violencia como heridas en el rostro hechas con un arma punzocortante y la causa de muerte fue traumatismo craneoencefálico.

Otro homicidio atribuido a Navarro fue el de otra niña de 14 años de edad identificada como Rosa Isela Tena Quintanilla, localizada sin vida el 15 de diciembre de 1995, cerca del kilómetro 5 de la carretera a Casas Grandes y por la misma zona donde había abandonado el otro cuerpo. Por su crimen había sido detenido y absuelto un hombre inocente.

Manuel Navarro también es acusado del crimen de la menor de edad Coral Arrieta Medina, de 17 años, quien fue localizada sin vida el 14 de marzo del año 2005, quien llevaba tres días de desaparecida.

Esta menor estudiaba de una escuela de computación y trabajaba en una maquiladora, y según la acusación que le hicieron por los resultados de la necrocirugía se encontró que fue estrangulada por el feminicida.

Este cadáver fue localizado en predios del fraccionamiento Parajes del Sol, al suroriente de la ciudad.

Personal de la FEM informó que estas mujeres y otras más fueron atacadas sexualmente por Navarro, y que en los cuerpos de las adolescentes encontraron restos de ADN por la violencia sexual contra ellas, la que coincide con las muestras del detenido.

También mencionaron que hay otra víctima más en la que el ADN del agresor tiene coincidencia.

Al momento de su captura y en interrogatorio, Manuel Navarro dijo sin inmutarse “que eran más de 10 sus víctimas", por lo que es factible que se amplíen las líneas de investigación en otros casos de feminicidio con los datos que está aportando de los lugares donde dejó a sus víctimas.

Entre 1995 y 1996, la entonces Procuraduría General del Estado de Chihuahua y la Policìa Judicial del Estado acusaron al egipcio Abdel Latif Sharif Sharif y cómplices de matar a estas adolescentes.