méxico | 15 de Junio de 2019

Rodrigo Santiago Juárez, director del Programa de Agravios a periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos de la CNDH. Foto Elio Henríquez / La Jornada

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, 15 de junio.- El director general del Programa de Agravios a periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos de la (CNDH), Rodrigo Santiago Juárez, definió como “el principal remedio” para frenar los asesinatos en contra de comunicadores “abatir la impunidad”.

“Lo que observamos es que podemos difundir campañas como la de `Con violencia no hay libertad de expresión’, dar cursos de capacitación, emitir recomendaciones específicas y generales desde la CNDH” y distintas medidas de protección, “pero no están funcionando; a pesar de estos esfuerzos la violencia no cesa, sobre todo por la impunidad”, agregó.

Entrevistado en esta ciudad dijo que la impunidad en el país en el tema de agresiones a periodistas “es del 90 por ciento, según datos de la CNDH, en algunos delitos, y en otros, como la desaparición, o atentados contra medios de comunicación, es del 100 por ciento”.

“Ejercer el periodismo en México es de altísimo riesgo –indicó– pues de 2000 a la fecha han sido asesinados 149 comunicadores en todo el país”, y de enero a la fecha, 8, lo que indica que existe “un repunte” en el presente gobierno. “Esa cifra nos habla de una situación muy delicada”.

Insistió: “Creemos que una medida urgente y necesaria es abatir la impunidad. Si logramos reducirla, aunque tal vez no vamos a tener una impunidad cero, pues siempre habrá casos que no se puedan resolver, pero a niveles medianamente aceptables por decirlo de alguna forma, podemos ver algún abatimiento de la violencia. Entonces, quizá el principal remedio es abatir la impunidad”.

Señaló que en el caso de la periodista Norma Sarabia, asesinada en Güimanguillo, Tabasco el pasado 11 de este mes, la Fiscalía de esa entidad “tiene algunas diligencias, pero lo importante es lograr la identificación y detención de los responsables, lo que no se ha hecho hasta ahora”.

Hizo un llamado al gobierno para que refuerce las actividades de procuración de justicia, no sólo a nivel federal sino a través de las fiscalías estatales “que tienen que mejorar sus métodos de investigación para lograr más sentencias”.

Rodrigo Santiago llegó el viernes a esta ciudad para inaugurar la Campaña denominada “Para que un día no tengamos que ser defensoras y defensores de derechos humanos, sobre la problemática de quienes defienden las garantías individuales en todo el país ante el incremento de agresiones, amenazas y homicidios”.

Explicó que el objetivo de la campaña es “dar a conocer la problemática que enfrentan las personas defensoras de derechos humanos y llamar a las autoridades de los tres ámbitos de gobierno a implementar políticas públicas para su protección”.