Chihuahua | 14 de Julio de 2018

Corral prometió en 2016 vender la flotilla de aviones del gobierno del estado y la casa de gobierno, prescindir del servicio de guardaespaldas además de reducir el costo de la burocracia, pero a dos años de asumir el cargo no ha cumplido dichos compromisos Foto La Jornada

Por

Por 

Jesús Estrada / corresponsal

Chihuahua, Chih, 14 de julio.- Javier Corral Jurado defendió la permanencia del Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen) y del Estado Mayor Presidencial para la protección del Presidente de la República, dijo que el virtual presidente electo de México no podrá cumplir sus promesas de campaña, tal como él al convertirse en gobernador de Chihuahua.

El gobernador panista se pronunció a favor de “dar tiempo” al nuevo gobierno, que encabezará Andrés Manuel López Obrador, para ver cómo ajusta sus propuestas a la realidad y al mismo tiempo, no bajar la guardia para que haya un contrapeso al gobierno federal.

Dijo que el virtual presidente electo tendrá que modificar sus propuestas. “Él va a tener que ir modificando varias buenas intenciones que tiene. Yo no podría oponerme a varias de sus buenas intenciones, pero cuando uno gobierna se enfrenta al reto de la realidad”, justificó en relación a las promesas incumplidas de la administración estatal que encabeza.

Javier Corral prometió en 2016 vender la flotilla de aviones del gobierno del estado y la casa de gobierno, prescindir del servicio de guardaespaldas además de reducir el costo de la burocracia, pero a dos años de asumir el cargo no ha cumplido dichos compromisos.

El gobernador de Chihuahua sigue utilizando la flotilla de jets privados que compraron sus antecesores priistas, incluso para realizar viajes personales, como ocurrió en diciembre del año pasado para acudir a jugar golf en Mazatlán, Sinaloa, así lo confirma información de transparencia; también retiró la propuesta de vender la casa de gobierno y el lugar será remodelado para convertirlo en sede del archivo estatal.

La mayoría panista en el Congreso local rechazó una iniciativa para reducir a la mitad el sueldo de los funcionarios estatales, eliminar viáticos y pago de asesores.

Explicó las razones para mantener el grupo de guardaespaldas que lo acompañan en eventos oficiales y de agenda privada: “Entiendo perfectamente su inquietud por el tema de la seguridad personal, el papel del Estado Mayor Presidencial, su guardia personal, yo también renegué muchísimo al principio de eso, pero el presidente de México no puede prescindir de un aparato de seguridad personal y el licenciado López Obrador no puede prescindir del Estado Mayor Presidencial, ya no es su seguridad, ahora es la seguridad del país en más de un sentido”, dijo.

“Tendrá que modificar su punto de vista en relación al papel del aparato de inteligencia, el Cisen no puede desaparecer”, agregó, “por la necesidad de contar con mecanismos confiables, certeros, eficaces, de información política y también de información para la seguridad”.

“Yo desearía que en México hubiera una cuarta transformación como con las que él pretende compararse, quisiera que fuera cierto lo que parece hoy mismo López Obrador, pero yo tengo mis reservas, por eso actuó con cuidado”, concluyó.

Sondeo

¿Cuál es la causa de la ola violenta que se vive en Tijuana?