Baja California | 14 de Mayo de 2019

Cuando llegó una ambulancia de la Cruz Roja hasta dónde estaba estacionado el camión Verde y Crema, los socorristas informaron que el hombre ya había muerto. Foto cortesía / La Jornada Baja California

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 14 de Mayo. Un hombre herido de bala durante un asalto a un camión de transporte de pasajeros de la línea Verde y Crema de la ruta Villa Fontana-Centro, murió anoche frente a las instalaciones de la clínica 34 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sin que el cuerpo médico aceptara brindarle auxilio.
 
La unidad 320 de transporte público circulaba a la altura del Parque Industrial El Florido alrededor de las nueve de la noche, cuando tres jóvenes la abordaron, sacaron un arma y empezaron a despojar a los pasajeros de sus pertenencias. El hombre de entre 35 y 40 años se resistió al asalto y los ladrones le dispararon en varias ocasiones.
 
Con el herido a bordo, el chofer se dirigió al hospital más cercano, la clínica 34 del IMSS, ubicada sobre la calle Aníbal, de la colonia El Florido, delegación La Presa. Estacionó el camión y pidió ayuda. Sin embargo, los médicos argumentaron que “el protocolo” les impedía salir del hospital para dar atención médica a lesionados por arma de fuego y que en todo caso el chofer y los pasajeros que lo acompañaban debían bajar al herido de la unidad.
 
Un reportero, que viajaba en el camión asaltado, reprochó a quien dijo ser el director del hospital la negativa a proporcionar la atención al herido: “se está muriendo”, le repetía, al tiempo que le explicaba que los pasajeros no sabían cómo bajar al herido del camión sin causarle más daño, y por lo tanto pedían la atención de personal capacitado.
 
Unos minutos después - entre 15 y 20- llegó una ambulancia de la Cruz Roja hasta dónde estaba estacionado el camión Verde y Crema, y los socorristas informaron que el hombre ya había muerto. Este es el primer asesinato de este tipo que ocurre en lo que va del año en una ciudad donde en promedio seis personas son asesinadas diariamente de forma violenta.