Chihuahua | 14 de Abril de 2018

Siete personas más fueron asesinadas en el estado de Chihuahua, cuatro son de Ciudad Juárez. Foto archivo La Jornada

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada

Ciudad Juárez, 14 de abril.- Siete personas más fueron asesinadas en el estado de Chihuahua en diferentes hechos y lugares, entre las víctimas una mujer con su pareja que fueron arrojados en un terreno baldío junto al basurero municipal.

En la comunidad de Parral se localizó el cuerpo sin vida de un hombre envuelto en una cobija, esta mañana en el estronque al poblado de Talamantes, a un costado de la cinta de rodamiento, al cual le colocaron un mensaje de amenaza contra el grupo Gente Nueva.  

Por otra parte en el municipio de Madera, la Fiscalía de la Zona Occidente informó que un hombre falleció por heridas producidas por proyectiles de arma de fuego en el interior de un restaurant bar que se localiza en las calles Abraham González y Primera, de la colonia Centro.

El fallecido fue identificado como Jasani S. G., de aproximadamente 25 años, quien presentaba heridas de proyectil de arma de fuego en el abdomen, de acuerdo a información de agentes investigadores que se trasladaron al lugar.

Asimismo, en Cuauhtémoc un hombre falleció luego de ser agredido con armas de fuego en el interior de un bar que se localiza sobre el boulevard Fernando Baeza,  hasta donde llegaron cinco sujetos cubiertos del rostro y con armas de fuego.

El fallecido fue identificado como Sergio H., de 45 años de edad, quien presentaba heridas de proyectiles en pecho, brazo y pierna derecha.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense para la necropsia de Ley en tanto que el lugar fue clausurado por Gobernación.

En Ciudad Juárez dos hombres fueron asesinados dentro de una casa en la calle Laguna de Chapala 239, en el Infonavit San Lorenzo, uno de ellos fue identificado como Luis Ernesto Arellano González, de 38 años.

Esta mañana, en Juárez, una pareja fue asesinada y arrojada en un terreno baldío que está junto al basurero municipal, en el kilómetro 27 de la carretera Panamericana, al parecer tenían huellas de  tortura y asfixia, la cual fue encontrados por agentes de diversas corporaciones. El lugar fue acordonado para empezar con las investigaciones correspondientes.