Chihuahua | 13 de Abril de 2018

Ante el incumplimiento del gobierno del Chihuahua sobre su petición, manifestantes dan ocho días a la autoridad estatal para que les resuelva de lo contrario amenazan con tumbar la caseta de cobro como hicieron con la barda. Foto archivo La Jornada

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada

Ciudad Juárez, 13 de abril.- Luego del acuerdo no cumplido de parte del Departamento de Gobernación del gobierno estatal de permitir el cruce sin pagar, labriegos, colonos y vecinos del ejido Sacramento tomaron la caseta de peaje de la carretera Panamericana cercana a la ciudad de Chihuahua y permitieron el paso de forma gratuita a los guiadores.

El pasado 10 de abril, alrededor de 50 manifestantes, labriegos en su mayoría, del ejido Sacramento, derrumbaron por la fuerza una barda por la cual se tiene acceso libre a la carretera a Ciudad Juárez, evitando pasar por la caseta y pagar peaje.

Esta mañana, el grupo de manifestantes se presentó en los alrededores de la caseta de peaje Sacramento, donde serían atendidos por funcionarios de gobierno del estado por el acuerdo que tuvieron el 10 de marzo, pero al ver llegar a los labriegos los representantes del Departamento de Gobernación se retiraron de forma sigilosa de la reunión ante la gran participación ciudadana, evitando llegar a un convenio.

Los ejidatarios piden a las autoridades que quiten la caseta Sacramento o que les otorguen el libre paso, ya que ellos necesitan pasar por la misma para realizar sus acciones ordinarias todos los días y no pueden pagar las grandes cantidades de dinero.

Los manifestantes duraron poco más de dos horas en la caseta, y dieron como ultimátum al gobierno del estado ocho días para que les resuelvan, porque de no hacerlo, entonces tumbarán la caseta como hicieron con la barda.

Uno de los ciudadanos, quien se identificó como Fernando Flores Marín, de la Asamblea Popular Comunitaria y dueño de un pequeño predio y granja para auto abastecimiento, dijo que “los habitantes de esta región cercana a la ciudad de Chihuahua tenían un acuerdo, verbal, con el gobierno que encabeza Javier Corral Jurado, por el cual la administración iba a colocar la barda que hoy tiraron en la zona para evitar que cruzaran vehículos, camiones y tráiler de manera libre, a cambio de que les brindaran la libre circulación a los colonos, a través de una tarjeta o boletos luego de identificar a quienes tienen necesidad, que son la mayoría de los habitantes de estas colonias, ya que todos los días tienen que utilizar la caseta, pero no les cumplieron el acuerdo”.

Tras el incumplimiento del gobierno, dijo que los ciudadanos cumplieron con sus reclamos y derrumbaron la barda que impedía el paso de forma gratuita a la carretera a ciudad Juárez.

El vecino de la zona mencionó “que se reunieron más de 400 firmas que se entregaron al gobierno de Corral Jurado a través del Secretario de Gobierno César Jauregui Robles, al congreso del estado de Chihuahua, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y demás organizaciones”, pero el gobierno del estado ni siquiera les contesto su petición”.

“Estas bardas son males del gobierno, va a pasar cualquier gente. Aquí no hay discriminación, estos caminos son del pueblo y para el pueblo”’, expuso Fernando Flores Marín de la Asamblea Popular Comunitaria.

“Les avisamos porque ya tenemos mucho tiempo para llegar a un acuerdo a usted señor gobernador, ahora que la Federación le está dando de palos ahora está pidiendo apoyo, ahora no se lo damos porque usted no es capaz de darnos apoyos”, indicó de forma animosa un vecino del ejido Sacramento.