Chihuahua | 12 de Noviembre de 2017

Ricardo Duarte Jáquez, nuevo rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez Foto Anuies

Por

Por 

Rubén Villalpando, corresponsal

Ciudad Juárez, 12 de noviembre.- Estudiantes de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez acordaron con el Rector Ricardo Duarte Jàquez, que realice gestiones ante la Secretaría de Salud para que lo egresados de carreras como medicina, enfermería y odontología realicen su servicio social en zonas donde no pongan en peligro sus vidas como la sierra de Chihuahua en la actualidad por la fuerte presencia de grupos del crimen organizado.

Este acuerdo se tomó luego de una protesta en Juárez, y como resultado una comisión de estudiantes se reunió con el rector y otros funcionarios para exponer el peligro a que se exponen con el crimen organizado, denunciando que los domicilios donde se esconden para que no se los llevan para curar lesionados de los grupos delictivos han sido baleados.

Durante la reunión en la que participaron, aparte del rector y estudiantes estuvo el director del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) Daniel Constandse Cortés, y la directora general de Extensión y Servicios Estudiantiles, Rosana Ramírez Martínez.

La protesta se dio debido a que los estudiantes que se encuentran en los municipios de Gómez Farías, Madera y otros de la región están en grave peligro cuando acuden al servicio social, ya que los grupos delictivos los levantan para que curen a sus heridos en enfrentamientos armados, situación a la que no se pueden negar para no poner en peligro sus vidas.

Tanto el director de ICB como el rector Ricardo Duarte, informaron que gestionarán que en las futuras promociones que realice la Secretaría de Salud para la realización del servicio social se descarten las plazas de zonas de riesgo y que los alumnos de la UACJ, tanto de medicina, como de odontología y enfermería, sean asignados a zonas urbanas y cercanas a Ciudad Juárez.

Los estudiantes, cuya identidad quedó en reserva de la Universidad para no exponerlos, informaron las situaciones de alta actividad de grupos del crimen organizado en poblados por los enfrentamientos entre grupos rivales y contra las fuerzas de seguridad del gobierno.

El rector Ricardo Duarte, garantizó a la comisión de estudiantes que para la UACJ la mayor preocupación son los alumnos y que cuando se han presentado situaciones de riesgo han intervenido ante las autoridades de Salud, para que los pasantes sean reubicados a lugares donde hay garantías personales para ellos.

Hace cuatro días, la Secretaria de Salud de Chihuahua, decidió retirar a todos los residentes, desde enfermeros, medicina interna, nutriólogos, entre otros, de las áreas de conflicto en la sierra, desde Gómez Farías hasta Casas Grandes, dejando únicamente en los Centros de Salud al personal de planta.

Entre los que los estudiantes decidieron no aceptar envíos forzosos para realización del servicio social y residencia médicas en lugares afectados por inseguridad, ya que el gobierno federal que asigna las plazas no toma en cuenta la peligrosidad de la región y solamente deciden llenar formatos con nombres de estudiantes para cumplir los requisitos burocráticos.

Los alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chihuahua, que pasan por problemas similares, decidieron y acordaron en asamblea que no tolerarán amenazas por parte de directivos de Secretaria de Salud hacia los médicos pasantes.

Cuando los alumnos asignados en la región serrana tienen conocimiento de que están cerca los grupos delictivos o escuchan las detonaciones de armas de fuego salen de los hospitales para esconderse en lugares ya asignados con anterioridad por autoridades policiacas y de salud para que los rescaten posteriormente.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?