Chihuahua | 06 de Marzo de 2018

Después de un debate que se prolongó por cerca de 30 minutos, se incluyó en la orden del día el dictamen de la Ley de Juicio Político del Estado de Chihuahua, gracias al voto de la mayoría panista y con el rechazo de los legisladores de las bancadas del PRI, Morena, Nueva Alianza, Partido Verde, PT y PRD. Foto congresochihuahua2.gob.mx

Por

Por 

Jesús Estrada / La Jornada

Chihuahua, 6 de marzo. - Diputados locales del PAN aprobaron la Ley de Juicio Político del Estado de Chihuahua, en sesión que abandonaron las fracciones parlamentarias del PRI, Morena, PT, PRD, Partido Verde y Nueva Alianza, las cuales se negaron a participar en el desahogo de la orden del día, después de que los legisladores panistas ejercieran la mayoría para forzar que el dictamen fuera subido al pleno.

La nueva Ley de Juicio Político del Estado de Chihuahua, aprobada este martes en sesión en la que solamente participaron 16 de los 33 diputados que integran el Congreso del Estado, permitirá la declaración de juicio de procedencia contra magistrados del Poder Judicial sin el voto de las dos terceras partes del pleno de legisladores, permitiendo que la bancada del PAN ejerza la mayoría simple para remover del cargo a jueces y funcionarios, a solicitud de la Fiscalía General del Estado.

Diputados integrantes de la Comisión Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales y la propia iniciadora del proyecto de ley, la diputada Crystal Tovar Aragón del PRD, cuestionaron la pretensión de aprobar un dictamen “a modo”, para permitir al gobernador Javier Corral ejercer persecución política contra magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Señalaron que el dictamen había sido aprobado en comisión apenas treinta minutos antes, sin turnarlo a los diputados y líderes de bancada, tal como lo exige el reglamento del Congreso del Estado.

La propuesta original de ley fue modificada por los diputados del PAN integrantes de la Comisión Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales, en una reunión convocada de última hora y sin el respaldo de los diputados de otros partidos que también conforman dicha comisión.

Después de un debate que se prolongó por cerca de 30 minutos, se incluyó en la orden del día el dictamen de la Ley de Juicio Político del Estado de Chihuahua, gracias al voto de la mayoría panista y con el rechazo de los legisladores de las bancadas del PRI, Morena, Nueva Alianza, Partido Verde, PT y PRD.

Minutos después la presidenta del Congreso del Estado, Diana Karina Velázquez Ramírez, suspendió la sesión debido a que los 14 diputados de oposición al PAN abandonaron el salón de plenos, mientras la diputada panista Laura Marín daba lectura al dictamen.

Jesús Villarreal, coordinador de la fracción parlamentaria del PAN, salió momentáneamente del recinto para traer de vuelta a varios legisladores panistas, que se habían retirado después de tomar lista y votar los cambios en la orden del día.

Cinco legisladores de Acción Nacional regresaron a sus lugares para completar el quorum legal y reanudar la sesión.

Leticia Ortega Máynez, coordinadora de la bancada de Morena, criticó la forma en que fue incluido el dictamen y calificó como un acto arbitrario la aprobación de la nueva legislación, la cual no garantiza que la comisión jurisdiccional -encargada de determinar si procede o no el juicio político- tenga representación de todas las fuerzas políticas.

Recordó que hay nueve partidos políticos representados en el Congreso y propuso una comisión integrada de forma similar a la Junta de Coordinación Política, para que todas las bancadas participen en el proceso de juicio político.

Por su parte, la coordinadora de los diputados del PRI, María Isela Torres Hernández, consideró que aprobar el dictamen sin discusión y sin tomar en cuenta a la Junta de Coordinación Política confirma el interés de aprobar una legislación que no responde a la justicia, sino a los intereses de venganza del gobernador Javier Corral.