Chihuahua | 03 de Julio de 2016

La Cámara de Comercio (Canaco) de Chihuahua reportó daños graves a la economía de la ciudad por el paro de choferes de transporte público.
La Cámara de Comercio (Canaco) de Chihuahua reportó daños graves a la economía de la ciudad por el paro de choferes de transporte público. Foto archivo / La Jornada

Por

Por 

Miroslava Breach Velducea, La Jornada

Chihuahua, 3 de julio.- Por segundo día consecutivo, los habitantes de esta ciudad amanecieron sin transporte público, a causa del paro total que iniciaron los choferes de camiones del sistema Vive Bus, cuyo servicio prácticamente se vio afectado desde el viernes en que inició la protesta, causando un vía crucis a los ciudadanos más vulnerables que intentan trasladarse a sus empleos y realizar sus actividades cotidianas.

El sábado, el secretario general de gobierno, Mario Trevizo, lanzó un ultimátum para que los choferes de más de 500 camiones urbanos que conforman la ruta troncal y alimentadoras del Sistema Vive Bus, reanuden labores de inmediato. De no ser así, advirtió que “se tomarán medidas contra el paro ilegal”. Pese a la advertencia, este domingo continuó vigente el paro.

En la ciudad de Chihuahua el sistema de transporte colectivo es utilizado diariamente por unos 350 mil usuarios, cantidad que disminuye un 50 por ciento los fines de semana y en períodos vacacionales en planteles de educación básica y superior.

Para los habitantes de menores recursos económicos, el uso de camiones urbanos es la única alternativa para trasladarse en la ciudad. Ante la suspensión del servicio, en estos días los chihuahuenses piden a las patrullas de la policía municipal que los transporten a los sitios más cercanos de destino, así como a vecinos con automóvil y en casos extremos pagan el servicio de taxi o del sistema Uber que apenas tiene una semana de haber iniciado en la ciudad. Las familias argumentan que económicamente les resulta oneroso pagar taxi.

La Cámara de Comercio (Canaco) de Chihuahua reportó daños graves a la economía de la ciudad por el paro de choferes de transporte público. El presidente de ese organismo, Carlos Fierro, exigió a las autoridades una solución al conflicto, tras adelantar que interpondrá una demanda penal contra los responsables de la huelga que calificó de “ilegal”.